Edición Impresa

Concept del show brasileño

La exhibición paulista tuvo prototipos que le dieron nivel internacional. Racionales, futuristas y los que están destinados a una inminente producción.

El Salón del Automóvil de San Pablo tuvo una gran cantidad de novedades comerciales para la región pero también fue el escenario de la aparición de concept car que le dieron brillo a la exposición.

Hubo prototipos más racionales pero también se destacaron los futuristas, que anticipan el futuro de la movilidad. Otros, a su vez, muestran los próximos desarrollos industriales que llegarán a los mercados globales.

Volkswagen ID Vizzion.

Entre los terrenales se destacó el Chevrolet Cruze SS, una variante deportiva basada en el hatch que se fabrica en Rosario. Incorpora un motor turbo de 300 CV y varios detalles estéticos radicales, incluidas butacas de competición. Por lo pronto, no está pensado para su fabricación en serie. Lo que sí tendrán destino de producción son los Fiat Fastback y Volkswagen Tarok. El primero es un SUV que se producirá con la misma plataforma que la pick-up Toro, de la que toma los principales rasgos del diseño, en especial en la parte frontal. El segundo, justamente apunta a competir con Toro: la Tarok es una pick-up que se ubicará entre Amarok y Saveiro. Volkswagen, además, llevó a San Pablo al ID Vizzion Concept, conocido de salones europeos, que tiene tecnologías de manejo autónomo y motor 100% eléctrico.

Fiat Fastback.

Los modelos más futuristas llegaron desde Japón. El Concept-i de Toyota refleja la visión de la marca para 2030, con un vehículo que además de autónomo se basa en la inteligencia artificial para establecer una relación "humana" con el conductor, para detectar rutinas y hasta estados de ánimo.

Toyota Concept - i.

Honda, por su parte, animó la muestra paulista con el Urban EV, un eléctrico con toque retro pensado para las ciudades y que planea un lanzamiento comercial en Europa para el año próximo.

Honda Urban EV.

Párrafo aparte para el Renault Symbioz, un modelo autónomo que utiliza Internet de las Cosas para comunicarse con el hogar. Además de estar inspirado en un living, puede tomar energía de la casa y también devolverla, entre múltiples funciones como el monitoreo permanente de lo que sucede con la vivienda y sus artefactos.

Renault Symbioz.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario