Municipios

Condenan a un joven a pagar $ 60.000 por haber realizado amenazas de bomba en escuelas

En un fallo inédito, la Justicia obligó a un joven a cumplir tareas comunitarias y abonar la suma de 60 mil pesos por realizar falsas amenazas a escuelas. Se trata de una decisión que resarcir los gastos afrontados durante los operativos de emergencia por el municipio.

Mediante una resolución inédita, la Justicia de Morón determinó que uno de los jóvenes que efectuaron amenazas de bomba en escuelas tendrá que pagar 60 mil pesos, además de realizar tareas comunitarias y entregar al Estado una computadora y un celular de alta gama.

La medida apunta a prevenir nuevas intimidaciones y solventar los costos que representaron los operativos anti-explosivos que desplegó el Municipio que superaron el medio millón de pesos.

La decisión fue tomada por la Jueza Graciela Angriman a cargo del Juzgado en lo Correccional Nº 5, en una causa caratulada “Intimidación pública reiterada en tres oportunidades”. En efecto, la magistrada suspendió el proceso a prueba que recaía sobre el imputado, bajo condición de que abone 60 mil pesos en concepto de perjuicios, realice labores en un club barrial, y otorgue al Estado un teléfono móvil y una laptop importados.

MORON 2.jpg

También, deberá ponerse a disposición de las autoridades de los colegios afectados, a fines de realizar cualquier tipo de tarea que le sea solicitada "en función de los hechos perpetrados". De esta manera, si no comete un nuevo delito y cumple con todas las reglas de conducta establecidas, podrá ser beneficiado con la extinción de la acción penal. Caso contrario, será llevado a juicio.

La suma de la multa será destinada al Municipio, que se presentó como particular damnificado a partir de los gastos que implicó la activación de los protocolos de emergencia y seguridad correspondientes a este tipo de intimidaciones. Es que, ante cada amenaza de bomba efectuada en una escuela, el municipio de Morón coordina el despliegue logístico requerido para acudir al establecimiento.

"El año pasado habíamos decidido demandar por los gastos que se debieron afrontar a los responsables de dichas intimidaciones y es una medida ejemplar para desalentar estas amenazas que perjudican el normal desempeño de las instituciones", aseguró el intendente Ramiro Tagliaferro.

Además completó que "en cada operativo hacemos un esfuerzo logístico muy importante, destinando gran cantidad de personal que podría estar trabajando para los vecinos en otro lugar”.

En el distrito las acciones se realizan desde el Centro de Operaciones y Monitoreo local (COM), que supervisa el trabajo conjuntos de los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal y los efectivos de la Provincia con la meta de asegurar la integridad de los estudiantes y docentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario