Mundo

Confirman una delación contra Lula da Silva

Brasilia y Curitiba - El empresario Leo Pinheiro afirmó que los fiscales de la causa Lava Jato no lo presionaron para que acusara al expresidente Luis Inácio Lula da Silva, que cumple una condena por corrupción y lavado de dinero.

“Afirmo categóricamente que nunca mentí ni creé una versión, nunca fui amenazado por la Policía Federal o el Ministerio Público Federal”, señaló el titular de la constructora OAS.

Pinheiro se acogió a la delación premiada para reducir su condena en la causa Lava Jato, impulsada por el exjuez Sergio Moro, actual ministro de Justicia.

Pinheiro envió una carta al diario Folha de San Pablo para desmentir un reporte publicado el domingo sobre presuntas presiones para que imputara a Lula.

“Mi opción por la colaboración premiada ocurrió en 2016 cuando estaba en libertad y no preso. No opté por la delación por presión de las autoridades, fue para pasar todo en limpio”, señaló en la carta.

En la confesión hecha por Pinheiro se afirma que sobornó a Lula da Silva con un triplex en el balnerario paulista de Guarujá para recompensarlo por los contratos que había obtenido en Petrobras.

Esa carta a Folha fue la primera declaración a la prensa de Pinheiro desde que fue preso en Curitiba.

El domingo el diario había publicado un artículo en base a diálogos de miembros de la causa Lava Jato obtenidos por el sitio The Intercept, que indica que los procuradores y policías desconfiaron de su confesión mientras no imputaba a Lula, pero cuando incluyó al exmandatario cambió el parecer y este recibió los beneficios de reducción de pena.

Agencia ANSA y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario