Congreso: Diputados con comisiones y Senado vota pagos al FMI con “fuga”

Edición Impresa

El cristinismo busca aprobar el proyecto de nuevo blanqueo para recuperar fondos no registrados que estén en el exterior. En tanto, la Cámara baja intenta avanzar con alquileres y oficialismo empuja otros temas.

El Congreso continuará con actividad esta semana e incluso podría haber votaciones en el recinto, de cara a los dos feriados que habrá el 18 -Censo- y 25 de mayo -Revolución- y que mermarían el trabajo legislativo hasta finales de mes. Por un lado, el Senado definirá si aprueba en sesión el proyecto para pagar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con fondos “fugados” al exterior, mientras que Diputados intentará dictaminar cambios a la polémica ley de alquileres e incluso dará inicio, si el oficialismo no bloquea el asunto con alguna estrategia de último momento, a la discusión sobre la Boleta Única de Papel.

Más allá de las intenciones que hay en el Senado, la oposición desconfía de los movimientos del cristinismo, que acelera cada vez más con una agenda paralela a la del Gobierno, también kirchnerista. La semana pasada, el Frente de Todos continuó con el debate sobre una eventual modificación de la integración de la Corte y se esperan novedades en las próximas horas, aunque la mayoría de los legisladores fueron notificados sobre la hipotética sesión para el jueves próximo.

La iniciativa sobre el FMI es rechazada por la oposición, que acusa al cristinismo de querer un nuevo blanqueo sin tener analizada toda la información que se necesita para este tipo de situaciones. De hecho, Diputados votó la semana pasada la prórroga de otro blanqueo -de 2021- para la construcción de viviendas -obra privada- y se espera que la Cámara alta avance con dicho tema.

Quienes queden alcanzados por la ley de fondos “fugados” impulsada por Oscar Parrilli -entre otros- abonarán el 20% de sus bienes no declarados. El despacho también sostiene que, en el caso de declarar los bienes pasados los seis meses de la entrada en vigencia de la ley, la alícuota subirá al 35%.

Por otra parte, se ampliarán las facultades de la AFIP para dictar procedimientos; el monto a pagar se cobrará en efectivo y en un plazo de hasta 12 meses en cuotas, para facilitar la percepción; y se aplicará un guiño desde lo penal tributario y la evasión fiscal, pero para nada se contempla el lavado de dinero, trata de personas, narcotráfico y otros ilícitos.

Además, los bancos serán agentes recaudadores, pero si en su jurisdicción de origen no colaboran, la AFIP podrá pedir al Banco Central que multe a la filial local. En tanto, el “colaborador” deberá siempre aportar información “veraz, confiable” y sincera para no difamar, y se creará un nuevo programa en el Ministerio de Justicia para garantizar el anonimato. La recompensa es del 30%, y el monto mínimo para denunciar será de u$s500.000, con el objetivo de no activar mecanismos de persecución sobre la clase media.

En tanto, Diputados cumplirá con el emplazamiento votado en el recinto la semana pasada para que se conformen las comisiones que discutirán la Boleta Única de Papel. Si bien se espera un dictamen para el 31 de mayo, esta cuestión quedaría bloqueada en el Senado por el cristinismo y la aliada misionera Magdalena Solari Quintana.

La Cámara baja también tendría que despachar los cambios a la discutida ley de alquileres, aunque la lupa está puesta sobre las intenciones reales de avanzar de la presidenta de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau. El oficialismo sumó el debate de la ley de “compre argentino” para esta semana y así apuntalar la “agenda productiva”.

Dejá tu comentario