Edición Impresa

Consejos para manejar en la nieve

Los tips que hay que tener en cuenta para llevar el auto a los destinos turísticos invernales. Neumáticos, condiciones del vehículo y prudencia en las maniobras.

En vacaciones de invierno, muchos se ven tentados de ir a los típicos destinos turísticos de frío y montaña con su vehículo. Sin embargo, las condiciones de manejo no son las mismas donde nieva. El portal CompreSeguros.com elaboró los consejos imprescindibles para manejar en la nieve.



1-Arranque.

El frío suele causar problemas. Hay que poner la llave en posición de contacto, esperar que se enciendan y apaguen los testigos y recién entonces pasar a la posición de arranque. Es posible que haya que repetir este procedimiento más de una oportunidad y esperar unos segundos entre intento e intento.



2- Depósito de agua.

En zonas de temperaturas bajo cero es habitual que el agua del depósito se congele. Por eso, es importante combinarla con líquido anticongelante.



3- Neumáticos.

La adherencia al suelo es vital. Lo mejor es equiparse de neumáticos de invierno, diseñados para rodar en condiciones extremas, bajas temperaturas y rutas con hielo o nieve. Estas cubiertas son más amplias, efectivas a bajas temperaturas y la banda de rodadura incorpora más aristas para aumentar la adherencia.



4-Cadenas.

Su uso es obligatorio en pistas con hielo. Suelen colocarse sólo sobre las ruedas motrices y varían según el tipo de vehículo. En la mayoría de los casos se incorporan en los neumáticos delanteros, pero si el auto tiene propulsión trasera deben ir también en los posteriores. Si se trata de una 4×4, las cadenas se tienen que colocar en las cuatro ruedas. Para hacerlo, hay que buscar un lugar horizontal, poner el freno de mano y dejar el auto en cambio para evitar que el coche se desplace.



5-Maniobras de manejo.

Al conducir con cadenas la velocidad no debe superar los 40 km/h. Además, es fundamental evitar maniobras bruscas. Al frenar y en las curvas se debe proceder con suavidad.



6- Mantenimiento.

Sacar las cadenas apenas la nieve desaparezca. Limpiarlas con agua caliente, quitando la nieve y el hielo. Si hay hielo en los cristales, retirarlo con una rasqueta de plástico.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora