Edición Impresa

Consultatio: para “ganar” revaluó todo lo que pudo

Objeto social: "Desarrollo y administración inmobiliaria."

Cuando comentamos su trimestre, aclaramos en el título que "No es más una darlig del mercado" (darling=querida). En lo que va del año el Merval esta prácticamente sin cambios, mientras las acciones de esta ha retrocedido casi un 33%. Siendo ella una empresa que invierte y desarrolla bienes inmuebles (incluso algunos en los EE.UU.) y viendo que el precio del dólar (oficial) creció 96,5%, este quiebre al paradigma que la inversión "en ladrillos" es la más segura y redituable -más allá de evidenciar la visión negativa del mercado sobre su devenir-, le da a bienvenida a algunas aclaraciones. Comencemos por el final, la sociedad reporta en estos nueve meses un resultado integral de $10.155.114.000, esto es 116% más que lo consignado doce meses antes. Con un neto de $4.736.447.000 (23% más que en 2017, con lo cual está lejos siquiera compensa el incremento inflacionario del período, 40,47%), la diferencia la marcó la línea "Conversión de negocios en el extranjero" aportándole $5.418.667.000. Ante la falta de precisiones de la sociedad en este ítem no menor -son u$s131 millones-, no descartamos que se trate del "Resultado por diferencia de cambio en la conversión de negocios en el extranjero", lo que podría implicar el paso de la revaluación de inmuebles desde el precio de costo al de mercado, algo que tampoco podemos descartar estuviese implícito/descontado en el precio de sus acciones (dando pie a explicar la caída de sus papeles).



Con una Comisión Nacional de Valores que mira hacia otro lado ante este tipo de situaciones que atentan contra la transparencia del mercado y en particular los pequeños inversores, ponemos nuestra confianza en que esta "queja" avenga a Consultatio a informar de aquí en más de manera más precisa a sus accionistas. La clave en el resultado neto fueron la revaluación de propiedades de inversión, aportándole $4.328 millones más que en 2017, y la reducción de 5 puntos en la mordida fiscal sin cuya presencia hablaríamos de algo así como un neto entre 68% y 71% inferior al del año anterior (o en dólares libres el peor desde el nonamestre de 2012).





El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario