Edición Impresa

Consumo cayó más en marzo: super (-14,5%) y shopping (-16%)

Las ventas minoristas cerraron el primer trimestre también con caídas del orden del 15%. La devaluación del peso fue determinante en el período.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) muestran que durante el primer trimestre de este año el consumo lejos de estabilizarse siguió en picada al compás de la devaluación del peso. En marzo, las ventas de los supermercados medidas en moneda constante se contrajeron 14,5% mientras que los mayoristas y los shopping hicieron lo mismo en un 16%. En moneda corriente la facturación creció casi 40 %

El escenario se complementa con un dólar que arrancó el tercer mes del año en la zona de $39 y cerró cerca de los $45, mientras que la inflación minorista trepaba el 4,7%. La información del INDEC revela que si bien la caída de la actividad económica ya lleva un año, el consumo comenzó a retrotraerse en junio del 2018.

En marzo pasado los supermercados facturaron $51.119 millones, y acumularon en los tres primeros meses del año ventas por valor de $141.144,9 millones (con una caída real del 14,9%). Durante el mes de referencia, los grupos de artículos con los aumentos más significativos respecto al mismo mes del año anterior fueron: “Carnes”, 70,5%; “Artículos de limpieza y perfumería”, 45,4%; “Lácteos”, 42,7% y “Almacén”, 40,2%.

Por su parte, los mayoristas reportaron $8.182 millones, con $ 22.107,6 millones en el trimestre y una merma de $14.6%, en tanto que los shopping registraron $7.207,9 millones en el mes y $ 18.679,9 millones en el trimestre, con una baja del 16,4%.

En los centros de compra los rubros con mayor incremento interanual en marzo fueron: “Perfumería y farmacia”, 65,8%; “Ropa y accesorios deportivos”, 52,9%; “Diversión y esparcimiento”, 46,0%; y “Librería y papelería”, 34,3%.

Hasta ese momento, el Gobierno no había lanzado ninguno de los planes como el de Precios Esenciales o de Ahora 12, que se supone, constituyen la herramienta para paliar el grave cuadro. Algunos analistas consideran que la escapada del dólar y la consecuente espiralización de los precios contribuyeron a profundizar la tendencia, en la idea de que muchas personas prefirieron contener gastos y dolarizar ahorros. En el caso de las grandes cadenas de retail, los márgenes de caídas interanuales son de dos dígitos a lo largo de todo el trimestre, mientras que en mayoristas, las bajas de más de 10% comenzaron en noviembre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario