Edición Impresa

Copa América: u$s 3.600 para ir a ver a la Selección (obvio, no hay demanda)

Para las agencias de turismo, la poca cantidad de ventas de paquetes está relacionada con el rendimiento del equipo argentino y la devaluación.

Durante el Mundial de 2014, miles de argentinos llenaron los estadios y colmaron las playas de Río de Janeiro para seguir a la Selección. Sin embargo, de cara a la Copa América que comienza a mediados de junio y que también se disputará en Brasil, el panorama parece ser otro. Desde las agencias de turismo que ofrecen paquetes para viajar a ver al equipo albiceleste aseguraron que, más allá de consultas, por el momento hay pocas ventas. Existen dos factores que pueden explicar que así sea: el valor del dólar y el opaco presente del conjunto nacional, que el viernes frente a Venezuela exhibió su peor versión y hoy buscará recuperarse contra Marruecos. A eso hay que sumarle la incertidumbre en torno a la presencia de Lionel Messi, pese a que ayer Scaloni aventuró que el crack estará presente en la cita continental.

P28 - VIAJAR 2x10.jpg

Los paquetes, con entradas para la primera ronda, hospedajes, traslados hacia los estadios y entre las ciudades sedes, rondan los u$s 3100. A eso hay que sumarle el costo de los pasajes aéreos desde Buenos Aires hacia Salvador de Bahía, escenario del debut frente a Colombia (la segunda fecha será en Belo Horizonte contra Paraguay) y volviendo al país desde Porto Alegre (ciudad del tercer partido, donde enfrenta a Qatar), que cuestan unos u$s550.

“Suponíamos que iba a hacer un buen papel contra Venezuela y eso iba a reactivar las ventas. Pero están muy flojas. Hablé del tema con colegas, y ellos están igual. Las ventas están muy por debajo de copas Américas anteriores”, destacó Gustavo Signorio, director de Mundoreps, quien analizó: “Se conjugan dos cosas: la selección no entusiasma y la situación económica. Hay paquetes baratos, pero una cosa es con el dólar a $20 y otra con el dólar a $40. Nosotros habíamos pensado en la posibilidad de sacar un chárter para que los hinchas vayan en el día, vean el partido y vuelvan, pero lo desestimamos”.

“No es igual a otras copas, como pasó con el Mundial de Rusia, que hubo mucho movimiento y tuvimos muchas ventas. No se está moviendo al ritmo esperado”, aseguró Martín La Grottería, de la red de franquicias Babel Viajes. “Lo que influye es el tema del dólar. Genera incertidumbre ver qué pueda pasar. Creo que cuando se acerque más la fecha y el dólar se muestre más estable, la gente se va a definir. Lo que notamos, también, es que no se está hablando mucho de la Copa todavía en los medios, tapado por la coyuntura del país”, agregó La Grottería, y señaló: “Más allá de la buena posibilidad de combinar playa con fútbol, falta entusiasmo en la gente”. Desde Babel Viajes también ofrecen la posibilidad de viajar para ver sólo uno de los partidos de la primera ronda.

“Hay consultas, pero pocas ventas. Quizá se necesite que la Selección gane para que la gente se entusiasme. Ofrecemos la posibilidad de pagar en cuotas y con entradas para toda la primera ronda”, sostuvieron desde 4Tourist, una de las casas turísticas que promocionan la cita deportiva.

Más allá de la diferencia a lo que ocurrió con el Mundial de Brasil, también se percibe en el sector una caída con respecto a lo que fue la Copa América de Chile, en 2015. “En esa oportunidad sacamos en total cinco chárters, estamos hablando de unas 800 personas, más todos los vuelos regulares y otros paquetes por vía terrestre que armamos para los que viven en Mendoza”, agregó Signorio, quien se esperanzó: “Vamos a esperar a ver qué pasa contra Marruecos. Quizá un buen partido reactive un poco las ventas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario