Edición Impresa

Corral: "Al santafesino le preocupa más la inseguridad que la economía"

DIÁLOGO CON EL CANDIDATO A GOBERNADOR DE CAMBIEMOS, EL RADICAL JOSÉ CORRAL - Propone que parte de la deuda que Nación mantiene con la provincia se salde con el envío de fuerzas federales para combatir la inseguridad. También lamentó la falta de acuerdo de Cambiemos en Córdoba.

Periodista: ¿Cómo está la provincia en términos generales?

José Corral: Santa Fe tiene todas las condiciones para estar mucho mejor. Es una provincia con campo, con industria, con una gran capacidad de trabajo de su gente, con el Paraná que la atraviesa de punta a punta. Pero tiene una gran amenaza que es la inseguridad y particularmente el narcotráfico, que se ha establecido en parte del territorio provincial. Eso impide que se despliegue esa potencialidad. El orden y la tranquilidad son condiciones necesarias. Se puede aprovechar el potencial que tiene la provincia. Pero antes hay que resolver el tema de la inseguridad

P: ¿Cuál que es la solución para terminar con el narcotráfico?

J.C.: Primero, el diagnóstico. Es evidente que al socialismo, en especial durante la gestión de (Antonio) Bonfatti, el tema se les fue de las manos. En 2013 y 2014 se vio una escalada de todos los indicadores de inseguridad. Santa Fe a partir de esos años triplica los indicadores de violencia de Córdoba y nacionales. Estamos por encima de lo que la Organización Mundial de la Salud establece como epidemia: 10 homicidios cada 100 mil habitantes por año. Rosario y Santa Fe el año pasado tuvieron 16 cada 100 mil habitantes, y hubo años peores. Otro dato de una encuesta de Indec: el 40% de los santafesinos dice escuchar tiroteos de manera frecuente. Hay una falta de decisión política de combatir a las bandas. Tenemos una oportunidad con un gobierno nacional que sí ha planteado el tema como prioridad, con un equipo encabezado por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, con voluntad de colaboración y determinación para ir a fondo.

P: ¿Y qué proyectos tienen sobre este punto?

J.C.: Tenemos un plan integral. Doy tres ejemplos, pero es más amplio. Uno, propusimos acordar con Nación el envío de 4.500 agentes federales adicionales a los que ya están hoy. Que estén cuatro años, para un proceso de pacificación de la provincia, que se pueda capacitar las fuerzas provinciales, depurar los elementos que tengan que ver con el delito. Proponemos descontar esos recursos de la deuda que Nación tiene con Santa Fe y que se acumuló en el periodo anterior previo al fallo de la Corte de noviembre de 2015. Segundo, tomar el ejemplo nacional de los nuevos protocolos de uso de armas y entrenar mejor a la policía. Hoy hay una cancha inclinada a favor de los delincuentes. Los policías que intervienen en un hecho tienen que terminar explicando que lo hicieron en legítima defensa, pero hay otras herramientas legales y prácticas, y protocolos que usan otros países que son factibles de aplicar. Tercero, cambiar algunas normas. Tenemos buenos ejemplos en Argentina, como el de Mendoza, donde las armas producen un efecto inmediato de prisión preventiva. En Santa Fe tenemos casos trágicamente risueños, como un asalto en una panadería con arma de fuego… al día siguiente vuelve la misma persona con la misma arma a robar otra vez. No hay reglas claras para la prisión preventiva.

P: Hablaba de la deuda, probablemente sea el próximo gobernador quien tenga que terminar de negociar formas de pago, ¿cuál es su posición?

J.C.: Primero, hay que reconocer que el gobierno de Cambiemos está enviando la coparticipación íntegra. Con el 15% que no recibe el resto de las provincias. Lo digo porque si hubiera continuado el gobierno anterior habría encontrado una excusa legal para no enviar estos fondos. Luego, del stock de deuda que se acumuló, una parte se podría cobrar con envío de refuerzos de efectivos federales para resolver el tema uno, que es la inseguridad. Otra parte, cobrarse en obras nacionales en Santa Fe. Tercero, lo que no cubran esos dos conceptos, bonos para cobrar a futuro, sabiendo las restricciones fiscales enormes que hoy tiene el gobierno nacional. Hay que ser conscientes y solidarios.

P: En lo electoral, ¿ve un escenario de tercios en Santa Fe?

J.C.: Será una elección dura y estamos confiados en que Cambiemos va a ganar y gobernará Santa Fe. Estamos concentrados en nuestra propuesta, transmitir un mensaje a los santafesinos pensado ya en la elección general porque logramos un esquema de acuerdos, del cual estamos orgullosos. Una fórmula que contempla la diversidad desde el punto de vista geográfico. Yo soy del centro norte, Anita (Martínez) es de Rosario. Hombre y Mujer, UCR y PRO, además de integrantes de la Coalición Cívica que están en los primeros puestos de las listas. Es una propuesta integral lograda en el marco del diálogo.

P: Esto no se logró en todo el país, ¿qué opina de la fractura de Cambiemos en Córdoba?

J.C.: Lo lamentamos todos los dirigentes del radicalismo, porque asumimos que los protagonistas son dirigentes radicales. Asumimos con pesar que no se haya logrado una propuesta de unidad y que tampoco se hayan puesto de acuerdo en el método para resolverlo. No se lograron ninguna de las dos cosas.

P: ¿Cree que la elección se gana en Rosario?

J.C.: Rosario es un tercio del padrón, pero Santa Fe es una provincia muy diversa. Un tercio de los santafesinos no vive en ninguna de las cinco ciudades más importantes de la provincia: Rosario, Santa Fe, Rafaela, Reconquista, Venado Tuerto. Hay muchas ciudades chicas, ligadas al agro.

P: ¿ Ahí es donde tiene mayor fortaleza Cambiemos?

J.C.: No tengo dudas de que ahí hay un apoyo a Cambiemos, que ya se expresó en 2015 y en 2017, y a las políticas que implementó el gobierno desde que asumió. Lo vi en ExpoAgro, donde hubo una demostración de afecto y acompañamiento al Presidente.

P: En 2017 ganaron aún con un candidato de bajo perfil, como Albord Cantard. Ahora el contexto parece distinto. ¿Esta elección provincial llega en el peor momento para Cambiemos?

J.C.: Es cierto que el contexto es diferente, sin embargo en 2017 también había problemas en la economía. Por supuesto que después de la tormenta perfecta de 2018, con sequía, crisis cambiaria, más otros fenómenos de la economía internacional, las dificultades son mayores. Pero la elección es provincial, acá hay una agenda propia de la provincia, donde, por ejemplo, la inseguridad es más preocupante que la economía para los santafesinos. Hay otros temas, como la necesidad de infraestructura: pese a ser una provincia agroindustrial sufrimos cada vez que hay lluvias intensas o sequías. No queremos más emergencia agropecuaria, queremos obras en el marco de un plan director, mejorar la administración para que haya más plata para obras.

P: ¿Cuál es la realidad de la UCR de Santa Fe?

J.C.: la UCR formalmente integra Cambiemos. Y el electorado radical -clases medias, universitarios, productores-, son sectores que van a acompañar a Cambiemos. Después hay dirigentes radicales que han tomado otros caminos. Cada uno tendrá sus razones.

P: ¿Y a nivel nacional?

J.C.: Tengo confianza en que nos vamos a poner de acuerdo en el método. Cambiemos está sólido, la UCR va a ratificar Cambiemos en la próxima convención nacional, como lo hizo en 2015 en Gualeguaychú y en 2017 en La Plata.

P: ¿Ve competencia en internas para la presidencial?

J.C.: Hay que acordar puertas adentros de Cambiemos cuál es el mejor método. Tenemos las dos experiencias: el método de consenso como fue en la gran mayoría de los distritos en 2017 en las listas de legisladores, pero también tenemos la experiencia de acordar una PASO, la que llevó a Macri a la presidencia en 2015. Yo creo que hay concentrarse en el mensaje que queremos transmitir, tiene que ser Mauricio Macri quien lidere la propuesta con una fórmula federal, integrada. Pero es una opinión personal.

Entrevista de Ariel Basile

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario