Edición Impresa

Crece la confusión a una semana de los Precios Transparentes

ASEGURAN QUE YA SE REGISTRA UNA RETRACCIÓN EN EL CONSUMO - En los supermercados los productos financiados aumentaron más de un 50%. Mientras las cadenas de electrodomésticos bajaron sus precios.

A poco más de una semana de que entrara en vigencia el programa "Precios Transparentes" las dudas y el desconcierto parecen reinar entre los compradores lo que se traduce ya en una retracción en el consumo. Si bien las principales cadenas de electrodomésticos redujeron sus precios en contado y mantuvieron los mismos valores que en enero a la hora de ofrecer financiación, los supermercados sorprenden con incrementos que alcanzan hasta 20% en contado y más del 50% en plan de cuotas.

Las nuevas normas incluyen la obligatoriedad para los comerciantes de separar el precio al contado de la opción en cuotas para lograr mayor transparencia. El objetivo del Gobierno es evitar que los intereses de financiamiento se trasladen a quienes pagan al contado y que también sean transparentes todos los costos involucrados en los pagos financiados con el fin de defender los derechos de los consumidores a acceder a la información. Lo cierto es que cada comercio lo implementa a su manera generando dudas entre los consumidores.

Por ejemplo, en el rubro textil cada local utilizó su propia estrategia de marketing a la hora de implementar la medida. En la marca Akiabara a los precios publicados se le debe descontar un 10% para aquellos que decidan abonarlo al contado, en una sola cuota con tarjeta de crédito o a través de débito. Mientras que si el comprador decide financiarlo, al valor publicado se suman intereses según el plan de pago. De esta forma el consumidor se entera cuánto pagará sólo en la caja.

Otra nueva modalidad que comienza a observarse en los principales shopping es la falta de precios en las vidrieras. En el local de zapatos Paruolo, ubicado en el centro comercial Distrito Arcos, en Palermo, sostuvieron que los valores se mantienen iguales que a los de enero, con la diferencia que financiarlos cuesta en promedio un 20% más caro. Lo mismo ocurre en el local de carteras Prune. Además las promociones con tarjetas desaparecieron y la única atracción para los compradores parece ser las liquidaciones que en algunos casos ahora son más caras que en enero.

Súper, más caros

El rubro de electrodomésticos es más amplio. Las principales cadenas especializadas en este tipo de productos fueron los que más se amoldaron a la medida. Mientras que los supermercados cuentan con precios muy dispersos. Por ejemplo, en Coto una pava eléctrica que el 27 de enero se público a $519 con hasta 6 cuotas sin intereses, hoy cuesta $799 al contado y en seis cuotas su valor es de $1.070, es decir un 54% más al contado y un 106% más financiado. Lo curioso es que los valores se reducen notablemente para quien es socio de la tarjeta del supermercado, una forma de generar fidelidad con la cadena.

La variedad de precios y la incertidumbre sobre cómo se irá desarrollando la implementación del programa Precios Transparentes generó, según los comercios relevados por este diario, una fuerte retracción del consumo durante la última semana. "La gente estaba acostumbrada a las cuotas sin intereses, la semana pasada el local estuvo prácticamente vacío, muchos vienen y preguntan pero no compran", concluyó uno de los empleados de la cadena de Frávega en la avenida Santa Fe, en Palermo.



Encuesta

¿Cree que los supermercados son responsables de la suba de precios?


El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora