Edición Impresa

Crisis Nissan-Renault: aseguran que la alianza "no corre peligro"

El expresidente de la sociedad, que está preso en Japón acusado de fraude, hoy hará un descargo ante el Tribunal de Tokio.

La alianza entre los gigantes de la industria automotriz Renault y Nissan está en plena crisis por el arresto en noviembre del presidente del consorcio, Carlos Ghosn. Sin embargo, la sociedad “no corre peligro”, según aseguró Hiroto Saikawa, el nuevo presidente del fabricante de automóviles japonés.

Sin embargo el ejecutivo no quiso hablar del futuro de Ghosn, que había sido su mentor, detenido en Tokio por presunto fraude y que hoy comparecerá por primera vez ante el tribunal.

“El sistema judicial japonés sigue su curso, no tengo nada que decir. Simplemente quiero concentrarme en la estabilización de la compañía y hacerla avanzar paso a paso”, dijo Saikawa en la primera entrevista a un medio extranjero desde que estalló el caso.

El dirigente de 65 años, que fue uno de los hombres de confianza de Ghosn, sorprendió con sus duras palabras tras el arresto, el 19 de noviembre en Tokio.

Además Saikawa aseguró estar en contacto “casi diario” con Renault a pesar de las tensiones.

Tanto Nissan como Mitsubishi apartaron a Ghosn de la presidencia tras su arresto. Renault en cambio decidió mantenerle de momento como consejero delegado invocando la presunción de inocencia.

Mientras tanto Ghosn fue acusado formalmente el 10 de diciembre bajo acusaciones de que reportó ingresos inferiores por decenas de millones de dólares entre 2010 y 2015. Ese cargo conlleva una pena máxima de 10 años de prisión. De esta manera hoy el exdirectivo de la firma automotriz y uno de los popes de la industria, comparecerá por primera ante los tribunales japoneses y se especula que se declarará inocente ante los cargos.

Ghosn, ciudadano francés nacido en Brasil y que creció en el Líbano, aún no ha emitido una declaración pública detallada en respuesta a las acusaciones en su contra.

Los fiscales también alegaron que Ghosn transfirió 1,85 millones de yuanes (u$s16,6 millones) en pérdidas de sus inversiones privadas a una subsidiaria de Nissan cuando la crisis financiera global estalló, en octubre de 2008.

En tanto, Anthony Ghosn, hijo de Carlos Ghosn detenido en Japón por supuesto fraude, reveló que su padre podría ser liberado con la “única condición” de firmar una confesión escrita en japonés, que no entiende. El hijo del ejecutivo ofreció una entrevista al semanario francés Journal du Dimanche.

Aseguró que su padre está “dispuesto a defenderse enérgicamente” hoy ante un tribunal de Tokio y explicó que “la única condición de su salida es una confesión”.

“La paradoja, es que la confesión que le piden que firme está escrita solo en japonés”, mientras que “él no habla ese idioma”, precisó su hijo. Desde que fue encarcelado, puede “decirle al fiscal que rechaza las acusaciones contra él, o al contrario, confesar y ser liberado. Desde hace siete semanas, su decisión está bastante clara”, subrayó.

“No tengo noticias directas de él, tengo por sus abogados japoneses. Está en buena forma. Está dispuesto a defenderse enérgicamente, y está muy concentrado en el objetivo de responder a las acusaciones lanzadas contra él. Está, sobre todo, muy tranquilo”, afirmó el joven de 24 años, que habló por primera vez con la prensa.

La audiencia “será muy importante”, añadió. “Por primera vez, podrá hablar de los hechos de que se la acusa, dar su visión. Creo que todo el mundo estará bastante sorprendido al oír su versión de la historia. Hasta ahora, solo hemos oído a la acusación. Tendrá diez minutos para hablar” y “no se rendirá”, agregó Anthony Ghosn.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario