Mundo

Crisis entre Pekín y Londres por el arresto de un británico

Londres - El Gobierno británico afirmó ayer buscar “urgentemente” información sobre la suerte de un empleado del consulado británico en Hong Kong detenido en China, Simon Cheng, con quien aún no puedo entrar en contacto.

“Seguimos buscando urgentemente más información sobre el caso de Simon”, afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un breve comunicado.“Ni nosotros ni su familia pudimos hablar con él desde su detención. Esa es nuestra prioridad y seguimos planteando el caso repetidamente en China, Hong Kong y Londres. Hemos intentado establecer contacto con el propio Simon”, agregó.

China confirmó el miércoles la detención de este hombre, desaparecido desde el 8 de agosto, en un contexto de tensión por las manifestaciones en la excolonia británica.

Preguntado en rueda de prensa, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, declaró que el hombre había sido puesto en detención administrativa durante 15 días en Shenzhen (sur), ciudad china vecina de Hong Kong, por haber violado una ley de seguridad pública. Geng no precisó los hechos exactos que se le recriminaban ni si sería puesto en libertad.

Este caso se produce en un contexto de tensiones entre Pekín y Londres por las manifestaciones que tienen lugar desde hace más de dos meses en la excolonia británica, retrocedida a China en 1997.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario