Edición Impresa

Cristina (en ausencia) pide la suspensión de juicio "Vialidad"

En un previsible movimiento preanunciado desde que comenzó el juicio oral, la defensa de Cristina de Kirchner pidió ayer la suspensión del juicio por la obra pública que lleva adelante el Tribunal Oral Federal N° 2 hasta tanto se resuelvan los planteos de nulidad presentados. “Nosotros estamos para hacer un juicio jurídico, si quieren hacer un juicio político, para eso está la ciudadanía que gracias a Dios en unos meses va a votar”, dijo el abogado Carlos Beraldi, representando los intereses de la expresidenta y precandidata a la vicepresidencia. Cristina no estuvo presente ya que no es una instancia que requiera que asista a las audiencias, una vez culminada la etapa de lectura de los requerimientos de elevación a juicio. De hecho, hoy partirá a Cuba, autorizada por el tribunal, para visitar a su hija Florencia con fecha de regreso al país para el 10 de julio.

Al objetar las pruebas contra la exmandataria, dentro de las consideradas “cuestiones preliminares”, el letrado remarcó que los fondos para las obras públicas cuestionadas fueron aprobados en los presupuestos por el Congreso. Y al ahondar en ese punto, citó al ahora precandidato a vicepresidente por la fórmula oficialista, Miguel Ángel Pichetto, exjefe de la bancada del PJ en el Senado durante los gobiernos K, al remarcar que el senador dijo que el Gobierno iba a continuar con la obra pública y que nunca se asignaron partidas de manera irregular. Beraldi consideró que el juicio no puede continuar y apuntó a la nulidad de la acusación y del requerimiento de elevación a juicio, además de cuestionar que el debate comenzó sin una pericia que aún no concluyó y que es una prueba clave para el debate. Un planteo en la Corte aún está pendiente de resolución.

“El caso de Cristina Kirchner es inédito porque se la persigue de manera reiterada hasta límites absurdos”, denunció ante el tribunal oral una suerte de “persecución política”. El letrado dijo, además, que hay un doble juzgamiento contra la senadora Cristina de Kirchner, porque se la investiga en otras causas por asociación ilícita a raíz de maniobras similares y con los mismos acusados.

“No se puede avanzar en este juicio cuando hay causas dispersas donde se investiga la misma asociación ilícita”, advirtió el letrado basándose en el principio “non bis in ídem”.

Otro de los planteos fue que está pendiente la resolución si la demanda civil que el Gobierno de Macri inició para que los acusados paguen una indemnización, se debe o no juzgar en este juicio. Eso también debe ser resuelto por la Corte Suprema, que amagó con frenar el juicio antes de su inicio.

Finalmente, pidió que se elimine la imputación sobre que Cristina de Kirchner designó funcionarios como parte de la maniobra de la asociación ilícita y que dictó resoluciones administrativas para reasignar fondos para las obras públicas. “La designación de funcionarios es un acto legítimo que fija la Constitución Nacional”, recordó. “Lo que voy a decir no es una chicana, pero ustedes señores jueces fueron nombrados por la Dra. Kirchner y la designación de un funcionario no es un delito”, concluyó. Los jueces, una vez que sus pliegos son aprobados por el Senado reciben un decreto de designación por parte del titular del Poder Ejecutivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario