Edición Impresa

Cristina con video "emotivo" culpó a jueces por salud de Florencia

La exmandataria explicó en Twitter por qué se ausentará del país y aseguró que el delicado estado de su hija es causa del presunto acoso judicial.

Cristina de Kirchner viajó ayer a la Habana, Cuba, en un vuelo con escala en Panamá para visitar a su hija Florencia, pero antes, subió un video a las redes sociales en el que explica los motivos del viaje y de la “salud devastada” de la joven. Ayer se conoció que en el certificado médico que presentó a la Justicia, se aduce que Florencia sufre de linfedema, una dolencia que se produce cuando el sistema linfático no es capaz de drenar la linfa y provoca una hinchazón por acumulación de líquido, en ocasiones en las piernas o en los brazos. Pero además, se reveló que Florencia sufre de ataques de pánico.

La exmandataria le imprimió emotividad a la elaborada pieza en la cual narra en off, sobre imágenes de Florencia en diferentes momentos y con el grupo familiar, incluido Néstor Kirchner, la situación que atraviesa. Comienza diciendo que “Estás escuchando esto porque, una vez más, en Comodoro Py, no sólo se violan los derechos de los ciudadanos y las ciudadanas, que somos opositores al gobierno de Mauricio Macri sino que también se violan todos los derechos de nuestros hijos y nuestras hijas. Hemos presentando un certificado médico sobre el estado de salud de Florencia, en los tribunales. En los mismos tribunales que mi hija concurrió cada vez que fue citada. Mi hija, Florencia producto de la persecución feroz a la que fue sometida empezó, hace tiempo, a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo, y su salud. Es que, es muy terrible, muy terrible para una joven que le acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismos día que murió su padre”

Néstor

En inusual tono, pausado y bajo, Cristina de Kirchner, apunta a la “feroz persecución” judicial para responsabilizar a la Justicia por el estado de salud de su hija, de quien explicó que viajó a Cuba en diciembre pasado para participar de un festival de cine y realizó una consulta médica y “le indicaron que debía empezar un tratamiento”. Volvió en febrero (debía regresar el domingo pasado) y el 7 de marzo le prohibieron viajar en avión, por el momento, ya que por la patología que padece no puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo”.

El relato cuenta que “el 27 de octubre de 2010. Ese día la acusan de haber ingresado a una asociación ilícita por una situación que ni ella y ninguna persona que pierde a un padre, creo, elige. Los hijos se convierten en herederos forzosos de su padre por la ley, no porque quieran serlo”, narra Cristina y termina diciendo: “Les pido a los que nos odian, o que nos ven como enemigos, que por favor, que por favor se metan conmigo. Pero no con ella. No más con ella por favor”.

Ayer, uno de los voceros de la situación, el legislador del Parlasur Eduardo Valdés, dijo que Florencia “no está bien, tiene ataques de pánico” y que a Cristina “la vi golpeada, muy preocupada”.

“Estuve con la expresidenta el domingo; le habían contado que su hija no estaba bien, y por eso decidió viajar, hay mucho de ataques de pánico; permanentemente, Florencia sentía a través de transcendidos periodísticos de que la iban a detener, no podía conciliar el sueño”, contó el kirchnerista y aseguró que “La expresidenta desde la política se banca todo lo que le pase a ella pero le duele mucho, a todos nos duele cuando tocan a nuestros hijos, el domingo la vi golpeada muy dolorida, es la primera vez que la veo así”.

Valdés también refirió que Cristina “sabía que estaba mal lo de Florencia, pero no sabía que era tan grave”.

Al mismo tiempo opinó que “es el país de la cloaca hay que salir de esto, no nos hace bien” y que “no tiene sentido” una competencia electoral en estas circunstancias, en referencia a una eventual candidatura de la expresidenta.

De esa manera Valdés relativizó la posibilidad de la postulación de Cristina de Kirchner en las elecciones de este año, siempre remarcando que era su visión personal. Lo asoció a que “si (la exmandataria) se va a tener que mover en ocho indagatorias en un día, como la citaron, no es posible, es la mayor crueldad judicial”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario