Negocios

Crivelli: "El mercado del arte en la Argentina ha sido siempre muy pequeño y de precios chicos"

El presidente del AAMNBA analiza el complejo presente que atraviesa en el plano local una industria que a nivel internacional facturó más de 64.000 millones de dólares en 2018. "Estamos en decadencia desde hace 70 años y el arte no vibra en los países no admirados",  fundamenta.

La Argentina y los países del "primer mundo" viven un presente paralelo en lo que respecta al mercado del arte. Mientras ese sector a nivel internacional superó los 64.000 millones de dólares en facturación el año pasado, la Argentina tiene una participación muy escasa en el negocio global.

"El arte argentino es de una enorme calidad, tiene una personalidad muy fuerte y sin embargo no es internacionalmente valorado. Uno motivo puede ser porque estamos en decadencia desde hace 70 años. Y el arte no vibra en los países no admirados", analiza Julio César Crivelli, quien desde hace 10 años preside la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes (AAMNBA), una entidad cuya mesa chica es frecuentada por Eduardo Escasany, Eduardo Gruneisen, Josefina Blaquier y Adriana Rocca, entre otros conocidos empresarios.

"No nos ayuda nadie, nos auto financiamos con las matrículas que cobramos. No hay necesidad de regalar para difundir la cultura. Es una asociación muy grande, el año pasado le dimos al Museo casi 20 millones de pesos", cuenta Crivelli, abogado de profesión, titular del estudio jurídico y de la constructora que lleva su nombre y presidente desde el año pasado de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO).

Periodista: ¿Cuál es la actualidad del Museo Nacional de Bellas Artes?

Julio César Crivelli: Lo más difícil para hacer un museo es tener una colección. Paradójicamente nosotros la tenemos, pero no podemos exponer todas las obras que nos gustaría. Hoy estamos exponiendo entre el 8% y el 11%. Hay una gran parte de la colección guardada.

P.: ¿Por qué motivo?

J.C.C.: Por una cuestión de espacio. Cabe aclarar que los museos no exponen el 100% de sus obras, pero con una ampliación que tenemos prevista, podríamos exhibir el 18% de la colección. Tenemos un muy buen edificio, pero necesitamos ampliarlo. En eso estamos.

P.: ¿A qué se refiere cuando dice que están en eso?

J.C.C.: Hay varios proyectos en ese sentido. El edificio del Museo tiene dos partes. La de adelante es protegida e histórica, la hizo el arquitecto Alejandro Bustillo. La parte de atrás, que está construida en los años '60/'70, es un edificio corriente que no tiene ningún valor histórico. Sobre este último creceríamos un piso entero, con eso mejoraríamos muchísimo la capacidad. Este año recibimos una donación de una colección valiosísima de 1.400 piezas de Mateo Goretti.

P.: ¿Cuál es la inversión estimada y quien la financia?

J.C.C.: La inversión es de aproximadamente 10 millones de dólares. Hasta que vino la crisis cambiaria, estábamos convencidos de que en el sector privado podíamos recaudar la mitad del valor de ese proyecto y el Estado podía financiar el resto, pero en este escenario es imposible.

P.: ¿Entonces?

J.C.C.: Estamos esperando que pasen las elecciones, que haya un plan económico y nuevos horizontes para ver si podemos revivir el proyecto.

museo1.jpg

P.: ¿Qué valor tiene la colección del Museo Nacional de Bellas Artes?

J.C.C.: La colección nuestra vale más de 1.500 millones de dólares.

P.: ¿Están con alguna otra iniciativa?

J.C.C.: Este año hemos financiado completamente la Sala de Arte Precolombino, que se acaba de reinaugurar. Ese espacio se había eliminado hace unos doce años, nunca supimos bien por qué, porque la colección de arte precolombino del museo es muy importante.

P.: ¿Cómo está el mercado del arte en la Argentina?

J.C.C.: El mercado del arte en la Argentina ha sido siempre muy pequeño y de precios chicos. Artistas locales como Berni o De la Vega, que están en distintos museos del mundo, van a los remates y valen la tercera parte que un artista brasileño o colombiano de la misma época.

P.: ¿Puede explicar cuáles son las razones?

J.C.C.: El arte argentino es de una enorme calidad, tiene una personalidad muy fuerte y sin embargo no es internacionalmente valorado. Un motivo puede ser porque estamos en decadencia desde hace 70 años. Y el arte no vibra en los países no admirados. Hablando de decadencia, una vez escribí un artículo que se llamaba de Fangio a Maradona y del tango a la cumbia villera. Lo quise publicar en Ámbito Financiero, cuando el dueño era Julio Ramos, pero era muy duro y no me lo aceptaron. Finalmente salió en una revista chica.

P.: ¿Sucede lo mismo con otros países de la región?

J.C.C.: No. Hay países en la región que están mucho mejor, caso Colombia, que empezó a vibrar en los mercados desde hace unos diez años. O Brasil, que ha sido siempre la esperanza de Occidente. Es cierto que allá son 200 millones de personas, pero también tienen enormes riquezas naturales y una riqueza cultural muy grande, con esa mezcla de culturas que hay entre portugueses, negros, pasando por jíbaros, hasta suizos y alemanes. Hay un melting pot cultural muy interesante.

P.: Brasil también atravesó distintas crisis

J.C.C.: Es cierto, pero aún con sus tumbos, la curva final es ascendente en los últimos 50 años. La curva de Argentina es absolutamente descendente en los últimos 70 años. Cada vez significamos menos en el mundo.

P.: ¿Quiere decir que al mundo no le interesa la Argentina?

J.C.C.: No representamos algo que interese en el mundo, exacto. Nos hemos quedado en una economía agraria. La genial República Agro Exportadora que concibieron Alberdi y Sarmiento sigue siendo lo único virtuoso que tenemos. Hoy estamos esperando a ver si nos salva una cosecha. A partir de eso no se nos ocurrió nada. Hubo dos intentos de ingresar a la revolución industrial, uno con Perón y el otro con Frondizi, ambos fracasaron. Actualmente es imposible, porque la industria necesita mercados de 200 o 300 millones de habitantes y nosotros somos apenas 40 millones.

Números globales del mercado

  • 14.500 casas de subasta de arte
  • 300.000 galerías y anticuarios
  • 3 millones de personas que trabajan en el sector
  • 52.000 artistas activos
  • 260 ferias que comercializan alrededor de 15.000 millones de dólares
  • 5.400 millones son las ganancias de las tiendas virtuales, casi el 8% de la facturación total.
  • 11.210 millones de dólares recaudaron entre las 3 galerías más famosas: Christie's, Sotheby's y Phillips

Fuente: datos presentados durante la Feria de Maastricht, en Holanda

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario