Edición Impresa

Cuenta regresiva para el “relanzamiento” del Banco de Valores

• EL EVENTO MÁS ESPERADO EN LAS MESAS DESDE LA PUESTA EN MARCHA DEL BYMA
La CNV aprobará en menos de quince días el desdoblamiento de acciones que permitirá que pueda operarse con facilidad. Se negociaría inicialmente a $4,37 por acción.

Cada nuevo producto en la góndola acapara la atención a nivel global. Los inversores extranjeros que ven potencial en la Argentina aprovechan cada desembarco de una compañía en el mercado para tomar posición en la plaza local a precios más accesibles que los actuales. Y la salida del Banco de Valores, ahora, será la oportunidad más cercana. El directorio de la Comisión Nacional de Valores (CNV) tiene previsto aprobar en menos de quince días el "split", un desdoblamiento de acciones que se hace sobre una compañía para aumentar la cantidad de papeles que tiene de cada inversor en su poder (respetando la proporción original).

El trámite, que se concretará este jueves o el próximo, es el evento más esperado en las mesas desde que se lanzó el BYMA, Será la señal de largada para que el mercado entero empiece a operar el papel con mayor facilidad. La acción pasará a cotizar con el ticker de GFV, de Grupo Financiero de Valores, en lugar del actual "VALO". Y significará un relanzamiento de la entidad en el mercado.

La expectativa es alta por la euforia que generó hace pocos días el desembarco de BYMA: la fuerte demanda desde el exterior terminó por empujar el precio de la acción hasta 90% en las primeras tres ruedas, de $100 a $190. Se estima que el precio inicial de mercado del Banco de Valores será de $4,37 por acción (unos u$s230 millones). Esto surge de dividir la cotización actual de VALO, ayer en $20,5 millones, por la cantidad de papeles que empezarán a cotizar a partir de ahora (4.690.459, para cada uno de los 183 inversores).

La discusión se enfoca ahora en torno de cuál es el precio justo del banco. El consenso de los analistas: empieza con esto una nueva etapa de la entidad, que podría incluir su posicionamiento como banco comercial (no sólo de segundo piso). El Grupo Financiero de Valores ya logró quedarse con dos nuevos negocios: el de "sociedad depositaria", que dejó el Deustche Bank tras la compra del Comafi; y el de los fideicomisos financieros. En las mesas advierten que hay expectativa por el nuevo producto porque el floating va a ser alto y se va a atomizar. Según la cotización actual, el GFV vale u$s234 millones. "Hay que tener en cuenta que esto equivale a un valor libro de 3,4, similar al que hoy tiene el BBVA. No sabemos si es alto o bajo, porque esto va a depender del desarrollo que tenga la institución. Pero es algo a tener en cuenta", comentó a este diario el analista de Tavelli & Cía, Juan Pablo Vera. Lo superan el Galicia, con 4,40; y el Macro, con 3,60.

Hace sólo diez días, cuando se lanzó el BYMA, la acción del Banco de Valores cotizaba a $12 millones (el llamado "Merval residual") y estaba valuado en u$s150 millones. Hoy, a $20,5 millones por acción, el valor de la entidad ya se incrementó un 56%. "La iliquidez actual del papel hace que el precio pueda no ser representativo", aclaró Federico Desprats, de Intervalores. El ascenso vertiginoso de BYMA cambió el escenario y alimentó las apuestas. Ahora, será el turno del banco.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario