Edición Impresa

Cuenta regresiva para las Letes cubiertas por FMI

El Gobierno arrancará hoy con una de las últimas colocaciones que, por el momento, estarán cubiertas por los desembolsos del Fondo Monetario Internacional (FMI). El Ministerio de Hacienda saldrá a colocar entre hoy y mañana Letras del Tesoro (Letes) en dólares a 217 días, que vencerán el 29 de noviembre, una fecha posterior a la de las elecciones presidenciales (y segunda vuelta, en caso de que haya), lo que implica que ya se sabrá quién estará a cargo del Poder Ejecutivo a partir del 10 de diciembre.

Una de las mayores preocupaciones del mercado es qué ocurrirá una vez que asuma el nuevo presidente en el plano económico y político, con respecto a los compromisos asumidos y una eventual renegociación con el FMI. De todas formas, como el vencimiento de estos títulos se dará dentro del Gobierno del Presidente Mauricio Macri, el pago de estas Letras está prácticamente cubierto. Lo interesante de esta colocación es que la cartera que dirige el ministro Nicolás Dujovne ofrecerá una tasa mínima del 5%, lo que implica un incremento de 50 puntos básicos desde la última licitación.

El aumento de los rendimientos se dio en un contexto en el cual el riesgo-país anotó un fuerte avance en las últimas semanas y tocó un máximo en casi cinco años (ver nota aparte), en medio de una mayor presión cambiaria y de la incertidumbre electoral. La tasa de las Letras del Tesoro todavía está “subsidiada” por los desembolsos del organismo que conduce Christine Lagarde.

Para aquellos inversores más conservadores, las Letes en dólares son un instrumento atractivo debido a que ofrecen una tasa muy superior a la de los plazos fijos en moneda extranjera. Pero además, son títulos que están poco expuestos a la volatilidad. Junto a las subastas del BCRA a cuenta del Tesoro (por u$s60 millones diarios) y a la liquidación de divisas por parte del agro, que viene repuntando desde el pasado 5 de abril, la licitación debería ayudar a contener parcialmente la presión cambiaria en los próximos días.

Por otra parte, a pesar del aumento de la tasa de interés, es probable que se verifique una caída en la tasa de renovación de estos títulos, como ocurrió en la licitación pasada. De todas formas, los analistas estiman que se ubicará por encima del escenario base del 46% previsto por el oficialismo en el programa financiero. Vale recordar que en lo que va del año el Gobierno renovó prácticamente el total de la deuda que vencía en el corto plazo, salvo por la última colocación, en la cual refinanció un 66%, un buen resultado, considerando que el Tesoro captó lo que había anunciado que iba a salir a colocar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario