Edición Impresa

Curiosidades y sutilezas del gran evento del cine

El único empate, los agradecimientos más cortos, los que ganaron dos premios seguidos, los únicos hermanos nominados y aquellos que lo rechazaron . Un repaso por la ceremonia anual del cine.

Este domingo se llevará a cabo una nueva edición (la número 91) de los premios Oscar, el evento cinematográfico más importante de la industria. Y como pasa todos los años, la gala dejará una serie de curiosidades y rarezas que se sumarán para integrar un selecto grupo de datos específicos que dejan en evidencia la trascendencia de un acontecimiento único.

Desde su primera entrega, el 16 de mayo de 1929, hasta hoy, los premios de la Academia siempre llamaron la atención. Ya sea por ausencias, posiciones políticas, pronósticos errados, vestidos o, aún más simple, ganadores y perdedores, los Oscar siempre son noticia. Y los números siempre van de la mano.

A esta altura, hasta aquellos que no son cinéfilos, sabrían a quién elegir a la hora de contestar un múltiple choice entre Katharine Hepburn, Diane Keaton o Meryl Streep como la actriz que más nominaciones recibió. Si la respuesta no fue esta última, quizá estemos ante el curioso caso de una persona que lee una nota con el fin de acumular en el cerebro una serie de datos que sólo sirven a la hora de participar de un juego de preguntas y respuestas pero que, en concreto, no hace más que tirar al cesto otro tipo de información que debió permanecer en su lugar.

Lo cierto es que Meryl Streep acumula 21 nominaciones para un premio que solo pudo ganar en tres oportunidades (14 por ciento): una vez por actriz secundaria (“Kramer vs. Kramer”, foto 9) y dos como protagonista (“La decisión de Sofía” y “La dama de hierro”). Una experiencia bastante diferente a la vivida por Katharine Hepburn, quien ganó 4 veces de las 12 veces que fue seleccionada (un 33 por ciento de triunfos, más del doble que Streep).

oscars4.jpg
<p>Foto 9.</p>

Foto 9.

Entre los hombres, la historia es más reñida. Daniel Day Lewis ganó tres de las seis veces que fue nominado, siempre como actor principal (“Mi pie izquierdo”, “Pozos de ambición” y “Lincoln”). Un número elevadísimo si se tiene en cuenta que el artista sólo trabajó en cerca de 20 películas (14 fueron nominadas al Oscar en alguna categoría), de las cuales en 15 fue el actor protagónico.

En el rubro de la actuación llaman la atención otros tipos de premios. En el rubro femenino sólo cuatro mujeres ganaron en su primera nominación (entre ellas Julie Andrews por “Mary Poppins, en 1964), mientras que ningún hombre pudo triunfar en la primera. Eso sí, Tom Hanks (en 1993 y 1994, foto 3) y Spencer Tracy (en 1937 y 1938) son los únicos que lograron ganar como mejor actor dos años seguidos. Algo que también consiguieron Luise Rainer y Katharina Hepburn. Esta última también protagonizó junto a Barbra Streisand (foto 8) el único empate en 1969.

oscars8.jpg
<p>Foto 3.</p>

Foto 3.

En materia de primeros/as y únicos/as hay una larga lista que se puede resumir de la siguiente manera.

James Dean fue el primer actor en recibir una nominación póstuma (“Al este del Edén”) en 1955 y Peter Finch (“Network”, foto 10), en 1976, el primero en ganarlo bajo la misma circunstancia. Sophia Loren la que inauguró la posibilidad de ganar un premio a mejor actriz en un idioma distinto al inglés en 1961 (“Dos mujeres”) y Halle Berry la primera afroamericana (otra de las cuentas pendientes de la Academia) en conseguir el premio a mejor actriz (“Monster’s ball”) en 2001. Los Phoenix, River y Joaquin (foto 12), los únicos hermanos en ser nominados mientras que los Huston (Walter, John y Anjelica) ganaron premios en sus tres generaciones.

oscars5.jpg
<p>Foto 10.</p>

Foto 10.

En el rango de la edad, Tatum O’Neal ganó como mejor actriz de reparto en 1973 (“Luna de papel”) con solo diez años. En 2012, Quvenzhané Wallis, con 9 años, fue nominada a mejor actriz por “Bestias del sur salvaje” y se convirtió en la primera candidatura de alguien nacido en el siglo XXI. Por el contrario, a los 80, se quedó con el premio a mejor interpretación femenina protagónica por “Conduciendo a Miss Daisy” Jessica Tandy.

Si de rarezas se trata el que se impone es el actor italoamericano Joe Pesci, quien luego de alzarse con el premio de mejor actor de reparto (en 1991) por su rol en “Buenos Muchachos” (foto 7), pronunció el discurso más corto en la historia del evento. “Es mi privilegio, gracias” (6 palabras en inglés), sostuvo el hombre que le dio vida a Tommy DeVito. Todo lo contrario sucedió con Matthew McConaughey (el hombre a prueba de Google) quien en 2014 emitió 549 palabras para agradecer su Oscar a mejor actor principal por “El club de los desahuciados”. La ovación más larga la recibió Charles Chaplin, en 1972, cuando se le rindió homenaje y se le otorgó el Óscar Honorífico. Los asistentes permanecieron de pie aplaudiendo durante 12 minutos.

oscar2.jpg
<p>Foto 7.</p>

Foto 7.

En 1984, Linda Hunt se convirtió en la única actriz que ganó un Oscar por interpretar a una persona de sexo opuesto por “El año que vivimos en peligro” (foto 4). En 1935, Dudley Nichols se convirtió en la primera persona en rechazar un Oscar. Algo que también hizo Elizabeth Taylor (foto 11), la gran diva de Hollywood, cuando no aceptó su segundo premio de la Academia por su brillante rol en ¿Quién le teme a Virginia Woolf? (1966). Woody Allen, Marlon Brando y Paul Newman fueron otros de los actores que rechazaron la nominación.

oscars6.jpg
<p>Foto 11.</p>

Foto 11.

A diferencia de los anteriores, Roman Polanski sí quiso asistir para recibir el premio como mejor director por “El pianista” pero no pudo debido a que era prófugo de la justicia estadounidense tras las declaraciones que una menor hizo en su contra. En la ceremonia de 1999, el Óscar honorífico se lo llevó Elia Kazan. Durante el macarthismo, Kazan había sido acusado de pertenecer al Partido Comunista y, para librarse, decidió acusar a varios de sus compañeros cineastas. Ed Harris, Ian McKellen y Nick Nolte, decidieron quedarse sentados en sus asientos sin aplaudir. Steven Spielberg no se levantó, pero sí aplaudió. Varios actores que trabajaron junto a Kazan lo aplaudieron con entusiasmo y de pie, como Warren Beatty o Karl Malden.

Con respecto a los personajes, cabe decir que la reina I de Inglaterra y el rey Enrique VII fueron los más nominados, con tres, por las interpretaciones de Cate Blanchet, en dos oportunidades, y Judi Dench; y Richard Burton, Robert Shaw y Charles Laughton, a la hora de ponerse en la piel del fundador de la dinastía Tudor.

En materia de películas, “Titanic” (en 1998, foto 1), “La La Land” (2017) y “La Malvada” (1951), con 14, son las películas más nominadas de la historia, pero solo la película que cuenta la historia de amor en el barco que se estrelló contra un iceberg en 1912, con 11 premios, se erige entre las que más ganaron, junto a Ben Hur y El Retorno del Rey. Esta última también forma parte de otra particularidad. Es el film que más ganó en igual cantidad de nominaciones (11 de 11) y con El Padrino II, las únicas segundas partes que se llevaron el máximo galardón. Como contrapartida, aparecen “El color púrpura” (foto 5) y “Paso decisivo” como las películas más nominadas (11) que no ganaron ni un premio. “El silencio de los inocentes”, “Atrapado sin salida” (foto 2) y “Sucedió una noche” las únicas que ganaron en las cinco categorías más importantes: película, actor y actriz principal, guión y dirección.

titanic.jpg
<p>Foto 1.</p>

Foto 1.

Solo cinco películas nominadas a mejor película fueron candidatas en las denominadas categorías técnicas (fotografía, diseño de vestuario, montaje, diseño de producción/dirección artística, sonido, montaje de sonido y efectos visuales): “Titanic”, “Capitán de mar y tierra”, “Hugo”, “Mad Max” y “El renacido”.

Lo que el viento se llevo.jpg
<p>Foto 6.</p>

Foto 6.

“Lo que el viento se llevó” (foto 6), en 1939, fue la primera película a color en ganar un Oscar a mejor filme. “La gran ilusión” en 1939 la primera película extranjera nominada a mejor película. Desde entonces ningún filme extranjero se llevó el máximo galardón. La mexicana “Roma”, de Alfonso Cuarón, puede dar el batacazo este año y romper una racha que incluyó a filmes como “El tigre y el dragón”, “Z”, “El cartero”, “Amour”, “La vida es bella” y “Babel”, entre otras.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario