Política

D'Alessio: defensa cerrada a Stornelli y versión de "hackeo"

Ante Ercolini, en Comodoro Py, el falso abogado reiteró su versión sobre el engaño al que habría sido sometido con el caso Etchebest. Deslindó toda responsabilidad del fiscal de "cuadernos". Dijo que falsearon sus diálogos y audios. Reconoció promesa de trabajo en la AFI.

Su declaración fue, sorpresivamente, el 17 de julio. Pero su contenido se difundió ayer durante el transcurso de la feria judicial. El falso abogado Marcelo D’alessio intentó desligar al fiscal federal Carlos Stornelli de las maniobras de espionaje ilegal y extorsión investigadas en Dolores y aseguró que le “hackearon” su celular y que los mensajes de WhatsApp que constan en el expediente, fueron adulterados con programas informáticos que cuestan miles de dólares. En lo sustancial y ante el juez Julián Ercolini en Comodoro Py, reiteró su versión inicial acerca de haber sido engañado por agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para poder ingresar a un cargo que le habían prometido en la central de espías. Antes de ser detenido y cuando estalló el affaire había planteado esa misma hipótesis en un habeas corpus en el que reclamaba protección.

Esas afirmaciones constan en la declaración que D´Alessio realizó días atrás, antes de la feria judicial, en la causa que lleva adelante Ercolini e impulsada por el propio Stornelli por haber usado su nombre para extorsionar. “Quiero dejar en claro que el Dr. Carlos Stornelli jamás tuvo una conversación vinculada a una solicitud de datos, dineraria o de cualquier tipo de actitud espuria para conmigo, para que pida a terceras personas”, declaró el falso abogado que solicitó que Ercolini tomase su declaración como imputado. En su declaración D´Alessio también buscó despegar a Stornelli de la maniobra relacionada con la pareja de su exmujer, quizás el dato que más compromete al funcionario del Ministerio Público Fiscal y uno de los cargos por los que todavía no logró ser indagado por el juez Alejo Ramos Padilla.

“No conocía la situación de pareja del Dr. Stornelli, por ende quiero aclarar que el fiscal jamás me pidió unas migraciones e información referida al marido de su exmujer o del exmarido de su pareja actual”, dijo D´Alessio. Los mensajes intercambiados desmienten esa versión. Recientemente, el juez Marcelo Martínez de Giorgi archivó una causa promovida por D´Alessio contra la orden judicial de “abrir” sus teléfonos de manera compulsiva, lo que generó el mayor flujo de pruebas que están bajo investigación sobre maniobras ilegales. También relató que la primera vez que entró a la fiscalía de Stornelli fue enviado por el periodista de Clarín Daniel Santoro, encargado de coordinar la reunión en noviembre de 2018. Indicó que hablaron del libro “El mecanismo”, y luego lo derivó con dos secretarios que le recibieron declaración testimonial vinculada dentro de la causa Gas Natural Licuado, para ratificar lo que se escribió en el libro. Esas declaraciones fueron clave para sostener la acusación luego de que cayera la pericia realizada por David Cohen, hoy procesado por falso testimonio por haberla falseado.

También negó maniobras contra el abogado José Manuel Ubeira, un abogado de un imputado en el caso “cuadernos”. “Stornelli en ninguna circunstancia, ni en su fiscalía, ni en Pinamar, ni por escrito, me solicitó -como vi en los medios- que realizara una cámara oculta a un abogado que yo no conozco ni él me conoce. Yo no me dedico a eso, todos los WhatsApp donde se menciona que le voy a poner droga a alguien nunca existieron”. La defensa a Stornelli fue cerrada. “Luego de todo el análisis que realicé respecto, todo lo que pasó tiene que estar coordinado por más de una persona por el fin que se buscaba, que era atacar a Carlos Stornelli y a la causa de los cuadernos”, añadió. Para el falso abogado, el empresario Pedro Etchebest, y el excomisario bonaerense detenido Ricardo Bogoliuk, armaron un complot junto con al menos otras 20 personas. Apuntó en su versión a “un complot mediático contra la causa de los cuadernos”. Pero también reconoció un nexo con Pablo Pinamonti de la AFI y de la supuesta retribución con un puesto directivo en la AFI si llevaba a cabo una operación ligada a obtener información de Etchebest. D’Alessio relató que las pruebas fueron obtenidas de sus computadoras y teléfonos, y que la mayoría son falsas. Así denunció que cuando estaba de vacaciones en México detectó un ingreso irregular a su cuenta de Icloud mediante el cual se crearon en sus equipos documentos que no existían. Dijo que las conversaciones de WhatsApp también fueron adulteradas. “Los programas para alterar mensajes, husos horarios o el día, valen entre 15 mil y 25 mil dólares. Tienen una complejidad que la persona que lo utilice debería tener conocimientos específicos”. “En el caso de las voces, se utiliza el ‘voice arreiger system’, que son sistemas bélicos que sirven para emular voces. Si se tienen 400 palabras grabadas, el nivel de aproximación a la voz real es del 98 por ciento. Dicho programa de base cuesta 35 mil dólares”, indicó en el tramo más inverosímil de su exposición. Ahora queda en manos de Ercolini definir los próximos pasos y qué hace con la causa que impulsó Stornelli.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario