Espectáculos

Daniel Radcliffe confesó que apeló al alcohol para lidiar con la fama

El actor de 29 años, hoy sobrio, reconoció que tenía que estar borracho para lidiar con la exposición a edades muy tempranas. Pero dijo que si bien es hoy más feliz, siempre le gustó su trabajo y que no se arrepiente de nada.

Daniel Radcliffe, quien cobró fama a una edad muy temprana al protagonizar la saga de Harry Potter, dijo que se volvió alcohólico para poder lidiar con la exposición y los compromisos en ese entonces.

El rostro del actor inglés se volvió conocido a nivel mundial cuando tan sólo tenía 12 años, en 2001. Una fama que además de ser difícil de asimilar para un niño fue la que, según sus palabras, terminó por empujarlo a la bebida.

“En mi caso, la forma más rápida de olvidar que estaba siendo analizado en todo momento por todo el mundo era estar muy borracho. Y cuando estás borracho, pensás: 'Oh, la gente me mira aún más, pero es porque estoy tan borracho, así que tal vez debería beber más para ignorarlos aún más’ ", explicó el actor, que ahora permanece sobrio, durante la presentación de los Premios de la Crítica de Televisión en California.

"No hay forma de salir de eso cuando empiezas a ser tan joven", confesó el protagonista de Harry Potter, y comparó su experiencia con la del cantante canadiense Justin Bieber, quien también se hizo conocido de niño. “No se imaginan cuanto te puede abrumar la fama y estar tan expuesto. Parece que por tener un gran trabajo y ser rico no tienes derecho a estar triste o incómodo", agregó.

El actor, que ahora tiene 29 años, consiguió superar su adicción "después de algunos años y varios intentos", con la ayuda de sus amigos íntimos.

Si bien dice que en la actualidad, está “mucho más feliz”, no se arrepiente ni por un momento de haberse convertido en actor y haber participado en la saga de Harry Potter. "Incluso cuando estaba deprimido, seguí amando mi trabajo. Nunca pensé: ´Ojalá no hubiera sucedido´”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario