Edición Impresa

Danone busca crecer en producción de yogures y postres vegetales

LA MULTINACIONAL FRANCESA AMPLÍA SU FÁBRICA EN PENNSYLVANIA - El consumo de alimentos sin proteína animal crece al 20% anual en EE.UU., contra 2% del resto. En Argentina ese mercado todavía no se desarrolló.

La firma láctea Danone, que en la práctica es la principal fabricante de yogures del mundo, le está buscando la vuelta a su negocio, en un contexto en el que el consumo de lácteos está estancado. Por eso decidió invertir fuerte para crecer en el segmento de productos vegetales.

Esta semana la multinacional, que tiene su base de operaciones en París, anunció la ampliación de su planta de producción ubicada en Pennsylvania, Estados Unidos, en la que concretó “una millonaria inversión” para expandir su capacidad de producción de yogures y postres a base de plantas.

Desde la firma registraron que los “flexitarianos” -personas que reducen el consumo de proteínas animales o que siguen una dieta vegetariana y comen carne ocasionalmente- representan un tercio de la población en EE.UU. y la categoría total de alimentos de origen vegetal en el comercio minorista está creciendo 20%, en comparación con todos los alimentos, que crecen en el orden del 2%.

“A medida que los patrones de alimentación flexitarianos continúan evolucionando y creciendo en popularidad, las opciones de alimentos de origen vegetal ofrecen una oportunidad para presentar nuevas opciones en toda la tienda de comestibles”, dijo Mariano Lozano, CEO de Danone North America.

Así es que Danone no quiere perderse este potencial gigante negocio que suma adeptos todos los días, por eso concretó esta reciente inversión que convierte a su planta ubicada en la localidad de DuBois, Pennsylvania, en la más grande de este tipo de los Estados Unidos y, a la par, planteó un plan global para hacer crecer por tres este segmento de cara a 2025.

Esta inversión también conlleva un punto clave a tener en cuenta porque estas producciones no pueden estar en contacto con las plantas industriales lácteas: “Las opciones sin lácteos deben producirse en una instalación que se dedica exclusivamente a la producción de alimentos a base de plantas. A medida que los consumidores continúan buscando más opciones sin lácteos, tener una instalación que cumpla con este estándar nos da la oportunidad de satisfacer su creciente demanda y altas expectativas”, dijo Lozano.

La estrategia de Danone contrasta con los movimientos de sus rivales como Nestlé y Unilever, que tratan de impulsar el crecimiento a través de adquisiciones de marcas de nicho. El gigante suizo adquirió marcas como Blue Bottle y el café Chameleon Cold-Brew y alimentos basados en vegetales como Sweet Earth y Terrafertil. Unilever respondió comprando el fabricante de condimentos Sir Kensington’s y la marca de té orgánico Pukka.

Mientras tanto, en la Argentina el negocio de los productos de origen vegetal continúa siendo comandado por pequeñas firmas que manejan volúmenes acotados. Todavía en los grandes supermercados no hay ofertas de yogures, quesos y leches de origen vegetal, pero esta tendencia alimentaria llegó para quedarse por lo que también se espera que las grandes firmas lácteas o alimenticias comiencen a volcarse a este segmento de negocios.

En el sector de lácteos frescos, Danone produce en Argentina las marcas Yogurísimo, Ser, Casancrem, Danonino, Danette, Serenito, Actimel, Activia, Vidacol y Cindor. También compite en el mercado de aguas minerales y alimentos nutricionales para bebés.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario