Política

Datos oficiales: demora en la carga pero a tiempo para la tensión política

Cifras comenzaron a aparecer luego de las 22.30, una vez que Macri reconoció derrota. Servini había pedido piso mínimo en principales urbes para "balancear". Hora y media después se había completado escrutinio. Denuncias en la Justicia, irrelevantes.

Pasadas las 22.30 fue la hora de la primera carga de resultados oficiales, con casi un 50% de las mesas escrutadas. La excusa de la demora de una hora y media desde el horario inicial, previsto para que se conozcan los datos fue justificada en la necesidad de cumplimentar con lo ordenado en horas del mediodía por la jueza nacional con competencia electoral María Servini. La magistrada instruyó a la Dirección Nacional Electoral y a la empresa Smartmatic que se abstengan de divulgar los informes provisorios hasta tanto estuviesen cumplimentados el piso de 10% en los principales distritos: Capital Federal, Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Sin embargo, la aritmética contradijo esa excusa: los números que emergieron habían superado holgadamente esos porcentajes al momento de aparecer en la grilla de la DINE. Pero la demora alcanzó para que el presidente Mauricio Macri saliera en su búnker a reconocer una “mala elección” por parte de Juntos por el Cambio. Teóricamente no tenía ninguna certeza oficial para hacerlo. En realidad, en el oficialismo ya manejaban las cifras.

Tras una jornada cargada de tensión y con telón de fondo de las denuncias de la oposición sobre el rol de Smartmatic, los ensayos fallidos y las previsiones (con veeduría) que había ordenado la Cámara Nacional Electoral, la lupa quedó puesta sobre el horario de carga de los primeros datos. Atrás quedaron las dudas sobre la modalidad de escrutinio con transmisión de telegramas desde los centros de votación –sistema debutante- que quedaron eclipsadas por el horario de aparición de los primeros números. El centro de cómputos del Correo Argentino estaba envuelto en el desconcierto, sin voces oficiales que explicasen por qué el sistema destinado a agilizar la carga mostraba igual performance que las nebulosas en las que siempre giraron a la metodología de carga que aprovechaban los oficialismos para “balancear” los primeros resultados. Menos de una hora después estaban ingresados los datos del 82% de las mesas. La explicación oficial es que no se orillaba el procentaje requerido por manda judicial en territorio bonaerense. Pero el primer guarismo comenzó en el 39%. En el medio, el sistema de Smartmatic estuvo fuera de operatividad durante más de media hora, sin que tampoco se explicaran motivos.

La extraoficial se apalancó en la oportunidad para que el mandatario convocara a su fuerza a seguir trabajando con miras a octubre y para dejar atrás una jornada en la que admitió que no contó con el acompañamiento que esperaba sin tener encima un número adverso. El desorden continuó luego con explicaciones del Director de Asuntos Políticos, Adrián Pérez y del Ministro del Interior Rogelio Frigerio descartando suspicacias y elogiando los márgenes de acción del nuevo sistema de carga, superior indicaron, a anteriores elecciones. Se superpuso una conferencia de prensa de Macri que evidenció una descoordinación en el Ejecutivo.

La justicia electoral registró un bajo nivel de denuncias. Con un portal web habilitado y una guardia telefónica que agrupó a las fiscalías con secretaria electoral de cada distrito sólo se recibieron demandas por horario de apertura de mesas, faltantes de boletas, entrega de troqueles cambiados, y quejas por el uso de los DNI “celestes” dominaron la grilla. Todo folclórico y habitual. Fueron 270 vía web y unos 80 llamados que incluían consultas que si motivan otras incidencias serán abiertas recién a partir de hoy por las fiscalías competentes. La cifra no es significativa y los motivos poco relevantes.

En 48 horas comenzará el escrutinio definitivo a cargo de la justicia electoral que se extenderá por un plazo máximo de 10 días. Luego se evaluará el porcentaje de diferencia entre cada fuerza y el provisorio, cifras que no amenazan ninguno de los resultados conocidos sobre la medianoche.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario