Mundo

De mal en peor: Irán desconoce los límites para enriquecer uranio

Argumenta que haber respetado el acuerdo nuclear de 2015 no evitó que EE.UU. restableciera dolorosas sanciones comerciales en su contra.

Teherán - Ignorando las advertencias de sus enemigos y sus socios, e incrementando la tensión con Estados Unidos e Israel, Irán anunció ayer que comenzará a producir uranio enriquecido a un nivel superior al tope fijado por el acuerdo internacional de 2015, que llega al 3,67%.

El presidente iraní, Hasán Rohaní, anunció ayer que eso ocurrirá a partir de este mismo domingo.

El mandatario explicó que la decisión se debe a que otros Estados firmantes del acuerdo no respetan la integralidad de sus compromisos con Irán.

“El 7 de julio nuestro grado de enriquecimiento dejará de ser de 3,67%. Dejamos de lado este compromiso. Lo elevaremos por encima del 3,67% tanto como queramos y en la cantidad que lo necesitemos”, declaró Rohaní en consejo de ministros, según un video divulgado por la TV pública.

La advertencia, inspirada por el guía supremo, Alí Jameneí, implica, de hecho, un desconocimiento radical de aquel entendimiento destinado a impedir que la República Islámica se dote de armas nucleares.

El acuerdo de Viena está amenazado desde que Estados Unidos se retiró unilateralmente en mayo de 2018, con lo que restableció sanciones económicas contra Irán, privando a ese país de los beneficios que debía obtener por sus concesiones.

En ese entendimiento, Irán se comprometió a limitar su programa nuclear a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones internacionales que asfixiaban su economía.

Dirigiéndose a los demás países que aún forman parte del acuerdo (Alemania, China, Francia, Reino Unido y Rusia), Rohaní declaró: “Si quieren decir que lo lamentan, ya es demasiado tarde. Y si quieren publicar un comunicado, háganlo ahora”.

“Nosotros seguiremos respetando (el acuerdo) si las demás partes lo respetan. Aplicaremos 100% el día en que las demás partes lo hagan”, agregó el presidente.

El pasado 8 de mayo -un año exacto tras la retirada de Estados Unidos- Teherán lanzó un ultimátum a los demás Estados firmantes del acuerdo, dándoles “60 días” para ayudar a la República islámica a eludir el restablecimiento de las sanciones de Estados Unidos, que han vuelto a hundir a Irán en la recesión. Las mismas incluyen un doloroso boicot petrolero.

Agencias AFP, Reuters y Télam

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario