Política

Demorada visita oficial

Aunque demorada, para algunos, la visita oficial al país del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro que asumió a principios de año, tuvo varias lecturas, desde la política (con el respaldo poco protocolar, pero explícito al Gobierno de Mauricio Macri, hasta los acuerdos que siempre se firman. Esta vez, sin embargo, la visita dejó ya un avance concreto: el destrabe de los negocios de exportación de langostinos argentinos a ese país, bloqueados por los productores brasileños desde hacía más de 1,5 año. El tema no solo es estratégico para una zona jaqueada económicamente como Mar del Plata que tiene en la pesca, una de sus principales fuentes de ingreso, sino que además representa al menos unos U$S 400-500 millones más de divisas que ingresarán al país, ya que se estima en un piso de 50.000 toneladas las que se pueden enviar a ese destino. Además, el efecto “competencia” puede determinar una mejora de U$S 1-2 por kit en la totalidad de lo que se exporta. Si bien se teme que se intente volver a poner alguna pararancelaria para frenar estas ventas, la reapertura constituyó una señal muy positiva para los productores locales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora