2 de junio 2013 - 11:48

Boca y Vélez demostraron por qué están abajo

Boca y Vélez no pueden salir de la mala.
Boca y Vélez no pueden salir de la mala.
Boca Juniors y Velez Sarsfield, dos candidatos que no pelean desde hace varias fechas por el título del torneo Final, empataron 1-1, en la Bombonera por la 16ª jornada.

A los 14 minutos del primer tiempo, un tiro libre de Federico Insúa marcó la ventaja parcial para el conjunto de Liniers, campeón del pasado certamen Inicial y protagonista de la Superfinal anual con el ganador del presente campeonato.

El local, que no tuvo en sus filas a Juan Román Riquelme (lo resguardaron por unas anginas), estableció la igualdad definitiva a los 34 de la primera mitad, a través de un cabezazo de Nicolás Blandi.

El mejor valor del equipo de Carlos Bianchi, que a mitad de semana resultó eliminado de la Copa Libertadores por Newell's, en la tanda de los penales en Rosario, Juan Sánchez Miño, vio la tarjeta roja a los 37 de la segunda etapa, por una agresión a Lucas Romero.

Boca, que reúne 14 puntos en la clasificación, fue superior en el desarrollo, de principio a fin. Mostró mayor verticalidad y profundidad en los 45 iniciales, pero su mejor prestación fue nítida, a lo largo de todo el partido.

De arranque nomás, y por medio de la pelota parada, el equipo que conduce Carlos Bianchi pudo ponerse en ventaja. Pero Guillermo Burdisso y Leandro Marín no supieron sacar provecho en el área rival y así, el marcador continuó en blanco.

Vélez (15 unidades) se puso en ventaja en la primera chance clara que tuvo. A los 14, Insúa protagonizó un tiro libre bárbaro, al ángulo de Agustín Orión, después de una innecesaria falta de Matías Caruzzo sobre Facundo Ferreyra.

Pero Boca, a partir de un despliegue notable de Sánchez Miño, bien acompañado por Walter Erviti, empezó a acumular méritos como para `empardar` el marcador.

A los 15, el marplatense Erviti lo dejó solo a Juan Manuel Martínez, quien pateó y permitió una buena respuesta del uruguayo Sebastián Sosa.

Un minuto más tarde, el zaguero Burdisso tuvo otra chance clara para desnivelar, después de un centro de Sánchez Miño, que fue decisivo en la maniobra que permitió la igualdad.

Ocurrió a los 34, cuando el mediocampista surgido de la cantera habilitó a Clemente Rodríguez que cedió a Erviti. El ex-Banfield desbordó y metió un centro perfecto desde la izquierda, que fue cabeceado, de pique al suelo, por Blandi, que le cambió el palo a Sebastián Sosa y posibilitó el 1-1.

Acto seguido, el guardavallas velezano sacó chapa de figura, al detenerle muy bien un remate cruzado de Leandro Marín.

En la segunda parte, el dominio del elenco local decreció pero, así y todo, mostró mayor intención de victoria que su adversario.

Un artero codazo de Fabián Cubero sobre Sánchez Miño no tuvo sanción ecuánime del árbitro Carlos Maglio, quien alternó fallos justos con otros que no lo fueron tanto.

El joven mediocampista del elenco local continuó siendo la llave para armar juego, pero no pudo rubricar una muy buena actuación, a partir de una agresión que consumó sobre Romero, cuando promediaba el minuto 37. El árbitro lo vio y dictaminó la expulsión de Sánchez Miño.

Boca tuvo sus chances (como un disparo de Erviti que controló bien Sosa) pero el vértigo le quitó claridad y ya no llegó con tanta asiduidad.

Vélez, por su lado, tuvo una chance para ganarlo, con un disparo de Insúa, que controló Orión. No hubiese sido justo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar