Emotiva ceremonia en estadio de Hannover para despedir a Enke

Deportes

Unos 40 mil hinchas de fútbol, jugadores y dirigentes dieron en una emotiva ceremonia en el estadio de Hannover el último adiós al arquero de la selección alemana Robert Enke, que el martes se suicidó a consecuencia de una profunda depresión.

Un aplauso cerrado despidió al ex arquero del Barcelona y Tenerife al ser llevado a hombros el féretro por sus compañeros del Hannover. Hace siete días, la hinchada había aplaudido en ese mismo lugar a Enke, quien a su regreso tras una baja médica ayudó al equipo a conseguir el empate de 2-2 contra el Hamburgo.

Enke, de 32 años, sufría desde 2003 de depresión, pero ocultó su estado en el mundo del fútbol por temor a perder el trabajo. El martes pasado se tiró delante de un tren cerca de su domicilio, en las afueras de Hannover.

La muerte de Enke conmocionó el país. Sus exequias fueron las más multitudinarias desde el funeral del primer canciller de la posguerra, Konrad Adenauer, en 1967.

Enke será enterrado en una ceremonia íntima junto a su única hija propia, Lara, que falleció en 2006 a los dos años a causa de una enfermedad cardíaca congénita.

Enke y su esposa, Teresa, adoptaron en mayo una niña que ahora tiene ocho meses.

A las exequias, transmitidas en vivo por cinco canales de televisión, asistieron también el secretario técnico del Barcelona, Aitor (Txiki) Beguiristain, y Rafael Yuste, el vicepresidente deportivo del club.

El presidente de la Asociación chilena de fútbol, Reinaldo Sánchez, estuvo asimismo entre los presentes. El once chileno tenía previsto jugar en la noche del sábado un amistoso contra Alemania que fue cancelado por la muerte de Enke.

Antes de comenzar el funeral, los jugadores de la selección alemana depositaron una ofrenda floral junto al féretro de Enke, ubicado en el centro de la cancha y rodeado de un mar de rosas blancas.

El responso estuvo a cargo del sacerdote católico que asistió a la familia del jugador cuando murió la hija de Enke.

En un discurso de despedida, el presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Theo Zwanziger, llamó a relativizar la importancia del deporte y anteponer siempre al ser humano. "El fútbol no es todo en la vida. El fútbol no debe ser todo en la vida. Creo que Enke hubiera llamado a los hinchas a mostrar más humanidad y valor cívico, a levantarse para oponerse a los tabúes que siguen existiendo en nuestro deporte profesional".

Un cuarteto de cuerdas y un grupo de música contemporánea ofrecieron el marco musical al acto. Una estudiante de 17 años entonó el himno del club Hannover y el del fútbol inglés "You'll never walk alone" ("Nunca caminarás solo").

Enke, jugó ocho partidos para la selección alemana y era el principal favorito para ocupar el arco germano en el Mundial de Sudáfrica 2010. En el extranjero jugó para el Benfica, el Barcelona, el Tenerife y el Fenerbahce Estambul, mientras que en Alemania fue parte del Carl Zeiss Jena y el Borussia Mönchengladbach.

Dejá tu comentario