Tagliabué a la Selección: quién es el futbolista que acecha a Maradona y que ya es el cuarto goleador argentino en actividad

Deportes

Lleva convertidos más de 300 goles en su paso por cinco ligas del mundo. Sólo Messi, Agüero e Higuaín lo superan en la actualidad. Quién es el artillero de Oriente.

En la tribuna el comentario sería simple: “No lo conoce ni la madre”. Sin embargo, Sebastián Tagliabué porta consigo una cantidad de goles que lo convierten en un futbolista de excelencia. Al menos, en lo estadístico.

Hasta la fecha, Tagliabué (33 años, de Olivos) lleva convertidos en su carrera 317 goles en 499 partidos. Es el cuarto goleador argentino en actividad solo superado por Lionel Messi (690), Sergio Agüero (418) y Gonzalo Higuaín (334). Con una particularidad. Su promedio de gol es superior al de estos dos últimos quienes anotaron esa cantidad en 748 y 694 partidos, respectivamente. Lo de la Pulga, claro, es de otro planeta.

Si se toma en cuenta a todos los goleadores argentinos de la historia, el olivense ocupa el puesto número once. Un lugar nada despreciable para un desconocido. Justamente a solo 17 goles del Pipita y a 21 de Ángel Labruna, por nombrar a algunos nombres de peso. Pero sin dudas, Tagliabué (que bien podría ser un buen nombre para un jugador para un cuento de Fontanarrosa, Soriano o Sacheri) apunta más alto. Más precisamente al puesto ocho. Allí donde Diego Armando Maradona figura con 346, sólo 29 más para un jugador que, en promedio, mete 30 goles al año.

¿Pero quién es Tagliabué? Surgido en la cantera de Colegiales, el club de Munro que en la actualidad milita en Primera B del fútbol argentino, el futbolista jugó cinco años en el club y marcó 37 goles en 123 partidos entre tercera y cuarta división, donde se coronó como máximo goleador de la temporada 2007-08.

En 2008 tuvo un breve paso por el Everton de Chile. Los seis tantos anotados en doce partidos le permitieron ganarse el cariño de la gente que no llegó a disfrutarlo ya que decidió pegar el salto a un club que le ofrecía mayor continuidad. Así llegó a Deportes La Serena para formar parte del plantel que logró salir segundo, la mejor posición histórica para el club. Tras notar 13 goles en 28 partidos fue contratado por Once Caldas. No fue un gran paso. Sólo marcó dos goles en ocho partidos y no tuvo continuidad en un equipo. Fue su último equipo en Latinoamérica.

Su llegada a Arabia Saudita fue anunciada como una salvación. El club. Tagliabué devolvió la confianza con goles: 36 en 62 partidos. Luego de dos años, Miche Preud’homme, histórico arquero belga, lo pidió para el Al-Shabab y el resultado fue un éxito: campeón y máximo goleador de la liga de Arabia Saudita con 19 goles.

Tagliabue2.jpg

Tan bueno fue su año en el club que Al-Wahda se lo llevó por 700 mil dólares. El resultado fue inmediato: 30 goles en 31 partidos durante su primera temporada y 42 anotaciones en 40 encuentros en su quinto año. En la actualidad, el jugador lleva anotados 200 goles en 228 partidos. En sus siete años en Oriente acumula cinco títulos y cuatro subcampeonatos entre liga y torneos; es el segundo máximo goleador histórico de la Liga del Golfo y tiene dos Balón de Oro al mejor jugador local.

Con contrato hasta junio de 2021, el futbolista sabe que no sólo pasará a ser el máximo goleador histórico de la Liga del Golfo sino que también podría superar a Batistuta y Kempes y quedar como el sexto artillero argentino de todos los tiempos.

Con un valor de mercado de dos millones y medio de dólares, Tagliabué (quien fue tentado para ponerse la camiseta de Emiratos Árabes Unidos) es, sin dudas, un cazador del gol. Un jugador que, pese a jugar en ligas de menor peso mundial, supo ganarse un lugar para hoy ser considerado el goleador de Oriente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario