Piqué dijo que sintió vergüenza, pidió cambios y se ofreció para irse

Deportes

"Ha sido un partido horrible, una sensación nefasta, vergüenza es la palabra", dijo el defensor del Barcelona. Hace falta sangre nueva, lanzó.

El defensor Gerard Piqué, uno de los más experimentados del humillado Barcelona de España, reconoció que sintió "vergüenza" tras el 2-8 frente a Bayern Munich, al tiempo que pidió cambios y se ofreció para dar un paso al costado "si tiene que venir sangre nueva".

"Ha sido un partido horrible, una sensación nefasta, vergüenza es la palabra. No se puede competir así, no se puede ir por Europa así, ya no es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez es muy duro y espero que sirva de algo", aseguró Piqué, quien ingresó en el complemento en el estadio Da Luz, de Lisboa, Portugal.

Piqué tiene claro que el problema es a todos los niveles, por lo que pidió "reflexionar todos": "Creo que el club necesita cambios. No hablo de entrenador, ni jugadores, no quiero señalar a nadie. Creo que estructuralmente el club necesita cambios de todo tipo".

Incluso, se ofreció a hacer las valijas y salir del primer equipo: "Nadie es imprescindible. Soy el primero que me ofrezco si tiene que venir sangre nueva y cambiar esta dinámica. Soy el primero en dejarlo porque ahora sí hemos tocado fondo".

"¿Fin de ciclo? No sé como catalogarlo. Hemos tocado fondo y tiene que haber un cambio en todas las facetas, no solo jugadores. Ha llegado un punto en el cual no estamos yendo por el buen camino. Se demuestra en resultados, en campo en que llevamos años ya independientemente del entrenador, de los jugadores que juegan que en Europa no competimos, que en la Liga nos daba pero ya no nos da", agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario