30 de junio 2016 - 19:42

Portugal acertó en los penales y está en semifinales

Quaresma, el del penal decisivo, y Ronaldo, la figura de Portugal, festejan el pase a semi de los lusos.
Quaresma, el del penal decisivo, y Ronaldo, la figura de Portugal, festejan el pase a semi de los lusos.
Portugal y Cristiano Ronaldo se aferraron a la Eurocopa 2016 ganando en la tanda de penales a Polonia (5-3 tras empate 1-1), este jueves en Marsella en la apertura de los cuartos de final.

Unos siguen y otros se van. Y entre los que se van, el polaco Robert Lewandowski, que no pudo evitar el adiós de Polonia ante el equipo luso.

Todos los lanzadores acertaron con sus tiros salvo Jakub Blaszczykowski, que erró en el cuarto de los polacos. Rui Patricio atajó, su compañero Ricardo Quaresma acertó a continuación y Portugal avanzó a la siguiente etapa.

Los polacos se habían puesto en ventaja con un tanto de su goleador Lewandowski ni bien iniciado el encuentro, quien anotó por primera en el torneo y firmó el segundo gol más rápido de la historia del certamen, pero los lusos reaccionaron por medio del joven mediocampista de 18 años Renato Sanches (33).

La lotería de los penales dictó sentencia y Cristiano Ronaldo, que abrió la tanda marcando su lanzamiento, sigue bloqueado en 8 tantos en sus cuatro Eurocopas, a uno del récord goleador histórico de Michel Platini.



Fue el segundo partido en el que Portugal consiguió clasificarse de manera agónica, después de haber derrotado 1-0 a Croacia con gol a los 117 minutos en los octavos de final.

En la primera fase, Portugal sufrió mucho para avanzar, encadenando tres empates, el último 3-3 ante Hungría tras ir por tres ocasiones por detrás en el marcador, y entrar como uno de los mejores terceros.

Pero antes tendrán que imponerse en la primera semifinal de Lyon, el miércoles, al ganador del Gales-Bélgica del viernes.

Polonia y Lewandowski se despiden de la Eurocopa,

Entre los que sí siguen en la Eurocopa, se continuó con la preparación para los duelos de cuartos.

El viernes será el turno de Bélgica y Gales, que ya viajaron a Lille.

Para los belgas fue un día de cara y cruz, con la noticia de que su estrella Eden Hazard, que no se había entrenado toda la semana por un dolor en el aductor, pudo retomar los entrenamientos, en una sesión en la que el defensa Jan Vertonghen se lesionó en un tobillo y fue declarado baja ya para el resto del torneo.

Alemania e Italia, rivales el sábado, se ejercitaron en sus respectivos 'campamentos base' y se lanzaron mensajes a distancia, justo en el día en el que se cumplían 20 años del último título europeo de la Mannschaft, en la Eurocopa de 1996.

Especialmente el alemán Toni Kroos, que dijo sentirse "muy optimista" ante el reto de Italia.

La anfitriona Francia tranquilizó por su parte sobre el estado de Patrice Evra, lesionado el miércoles en una mano pero con buena evolución, mientras Samuel Umtiti, que probablemente vivirá ante Islandia su debut con la selección, tuvo un día feliz con el anuncio oficial de Barcelona de que ha llegado a un acuerdo con Lyon para ficharlo.

En Annecy, los islandeses vivían en su particular sueño, un día más.

"Estoy muy orgulloso de los jugadores, parecen crecer de partido en partido. Y luego soñar es un motor. Si no sueñas, no consigues nada", señaló el ayudante de campo Heimir Hallgrimsson.

Dejá tu comentario

Te puede interesar