Schelotto fue el heroe en el inesperado empate de Inter

Deportes

"Fue mi primer clásico y empezar así, con un gol, es una emoción única", afirmó el italoargentino Ezequiel Schelotto, autor del tanto que permitió a Inter igualar 1-1 contra Milan en San Siro.

"Se lo dedico a mi familia que hoy vino a verme por primera vez aquí", añadió el exfutbolista de Atalanta, quien anotó con un perfecto cabezazo, apenas tres minutos después de su ingreso, en lugar de Esteban Cambiasso.

"Agradezco a Inter, a mis compañeros y a su presidente (Massimo Moratti) por haber creído en mí. El 'míster' (por el técnico Andrea Stramaccioni) me pidió que sacara toda la rabia que tenía encima", completó Schelotto, quien ya jugó partidos con la selección mayor de Italia, tras haber brillado la temporada pasada en el equipo de Bergamo.

"El resultado es sustancialmente justo. Milan jugó un gran primer tiempo, pero reaccionamos en el segundo y terminamos muy bien", expresó a su vez Stramaccioni, quien elogió al arquero Samir Handanovic, de notables tapadas especialmente en la primera mitad.

Su colega Massimiliano Allegri afirmó que "cuando el rival está moribundo hay que matarlo", al aceptar que Milan no supo definir en el primer tiempo, aunque se declaró contento por el nuevo nivel de su equipo, que el miércoles pasado ganó 2-0 a Barcelona por Liga de Campeones.

Schelotto, fichado en enero pasado, entró a los 59 minutos y a los 72 conectó con preciso cabezazo un centro del japonés Yuto Nagatomo, igualando un marcador que a 21 había abierto Stephan El Shaarawy, nueva figura del fútbol italiano.

En esa primera etapa Milan fue superior y el trámite se había resuelto en un duelo personal entre Mario Balotelli y Handanovic, quien en tres ocasiones (27, 28, con una parada milagrosa, y 32) evitó la caída de su valla.

Inter oponía en el medio a Cambiasso y el uruguayo Walter Gargano, con el colombiano Freddy Guarin y Ricardo Álvarez sobre los costados, pero fallaba cuando los marcadores de punta Javier Zanetti y Nagatomo eran atacados, un problema que fue solucionado en el complemento con el trueque de posiciones entre ambos.

Inter, en esa segunda etapa, fue tomando el control del trámite, con Rodrigo Palacio siempre al acecho en el área rival, y fue Guarín (56') quien estuvo a un paso de la igualdad (se opuso el arquero Christian Abbiati) un cuarto de hora antes del justo empate obtenido por Schelotto.

En el centro de la zaga de Inter jugó el brasileño Juan Jesús y en la misma posición, del otro lado, lo hizo el colombiano Cristian Zapata (ambos sin errores) en un partido que le sirvió a ambos contendientes sólo para seguir en la lucha a espaldas del inalcanzable Juventus.

Dejá tu comentario