"Si quieren que me vaya me van a tener que echar"

Deportes

El conductor técnico de River, Matías Almeyda, planteó este miércoles que si algún dirigente lo quiere fuera de la institución, tendrá que planteárselo directamente.

"Mi contrato vence en julio, así que si alguien piensa lo contrario me tendrá que echar y si alguien duda de mi trabajo no tiene más que venir y decírmelo", manifestó el DT.

"Si vinieran y me lo dijeran, acataría la decisión. Yo soy partidario de obrar de frente, de la sinceridad. No me gusta que anden por atrás", señaló.

Almeyda analizó largamente su problemática al frente del cargo y comentó -a través de Radio La Red- las tensiones que debe afrontar, así como un episodio que protagonizó el martes.

"Me acerqué pensando que era para una foto cuando me llamaron dos pibes y no, me dijeron que renunciara. Lo agarré a un chico de la mano y le dije que viniera al vestuario, así hablábamos", explicó al hacer referencia a ese hecho.

Siguió contando otra parte del episodio, aunque después aclaró que eso lo había leído en un diario: "Después lo vio un dirigente, (el vocal Daniel) Mancusi, lo llevó a un lugar para que hiciera un descargo e incluso a la enfermería para ver cómo estaba".

"A la noche me mandó un mensaje un papá, diciendo que no estaba de acuerdo con lo que había hecho su hijo y yo le pedí disculpas, pero no fue para tanto", aclaró.

Algunos informes señalan que el muchacho que le pidió la renuncia a Almeyda tenía rasguños en una muñeca.

"Para mí la sinceridad está ante todo, yo creo en el diálogo así que es mejor que vengan y me digan ´andate´, los que no me quieren", señaló, al tiempo que volvió a marcar una de sus frases clásicas: "A mí me van a tener que sacar con los pies para adelante".

El DT de River también dijo que "hay periodistas que me vienen criticando sistemáticamente y yo hablo con todos. Yo leo entre líneas, siempre se habla de posibles sucesores, escucho programas partidarios y se dicen cosas".

"Yo no digo nada porque después quedo como un loco que ve fantasmas. Hay cosas que se hacen por atrás, después, unos hinchas me apoyan y otros me ´putean´ todos los partidos del año. Yo los miro y los conozco, así que te dejan pensando", añadió.

Incluso accedió a formular su balance y mirar hacia el futuro: "El año pasado fue duro, pienso que seguirá siendo igual, nunca ha dejado de ser duro y yo trato de unir a facciones políticas que históricamente han estado separadas".

"Pero lo más importante es el escudo, el club, dentro del club están los que lo componen. El hincha quiere que gane todos los partidos, lo entiendo y River es eso. El que lo quiere bien, el que hace la cola, paga, no le da de comer al hijo y va a la cancha. Los demás estamos todos dentro de la misma bolsa y contenidos por ese escudo que dice Club Atlético River Plate", puntualizó finalmente "El Pelado".

Dejá tu comentario