Una patada descalificadora desató una batalla campal en el ascenso

Deportes

Lucas Torres, del SAT, perdió los estribos y le pegó un planchazo a un rival con las dos piernas para adelante. Ya tenía un violento antecedente.

El duelo entre el SAT (Sindicato Argentino de Televisión) y la Unión de El Jagüel, por Liga de Luján terminó es batalla campal. Todo se desencadenó por una brutal patada del Lucas Torres.

El futbolista de SAT perdió la cabeza y le pegó a una patada a un rival que estaba con la pelota sobre el lateral derecho. La acción desató una pelea que involucró a todos los protagonistas del partido.

Esta no es la primera vez que Torres está en el ojo de la tormenta por una situación violenta. En 2016 recibió 24 fechas de sanción por agredir a un árbitro.

Una vez que se calmaron los ánimos, el juez del partido decidió dar por finalizado el encuentro. La victoria fue para Unión de El Jagüel por 4 a 1.

Temas

Dejá tu comentario