Información General

Depresión : estiman que será uno de los tres problemas de salud más frecuente

Así lo sostienen desde el Hospital de Clínicas "José de San Martín". La prevalencia crece en tiempos de incertidumbre, agregan.

“Se estima que en el mundo hay 350 millones de personas que sufren algún grado de depresión y que el 20% de la población la padece en algunas de sus variantes”, afirma el doctor Alejandro Gordillo, perteneciente al departamento de Salud Mental del Hospital de Clínicas “José de San Martín”, a la par que agregó que esté problema es una de “las mayores fuentes humanas de sufrimiento en un mundo de incertidumbre”, por lo que para 2020 “se espera que sea uno de los tres problemas de salud más frecuente”.

La prevalencia es más alta en mujeres que en hombres. Según el médico esto se debe a factores hormonales y a roles sociales impuestos, además de las personas de sexo femenino “son más proclives a la exteriorización de sus sentimientos en momentos de crisis de angustia, lo que hace que consulten a un especialista”.

Las primeras sensaciones del cuadro se asocian al desgano por cualquier tipo de actividad, sensación de abatimiento y dormir mal. Los pensamientos monocordes y la agitación psicomotora son el siguiente paso.

“La ansiedad puede estar asociada a la depresión como una de las primeras manifestaciones clínicas, es tan fuerte el malestar que se la diagnostica como depresión ansiosa que es uno de los cuadros más frecuentes. Son los síntomas que generalmente llevan a la consulta médica”, indicó el experto.

“Existe un porcentaje alto de la población que sufre depresión pero que no pasa por el hospital, y que desconoce su situación, como consecuencia se va acentuando el cuadro, se puede ir notando un desmejoramiento en sus funciones afectivas y laborales o que termine con otras afecciones asociadas al cuadro de depresión ansiosa, los pacientes terminan asistiendo a una consulta en una 2 o 3 instancia, cuando empiezan a surgir patologías o se acentúan las mismas”, remarcó.

Se comprobó que los factores traumatizantes en la infancia, los antecedentes familiares y la constitución genética juegan un rol importante en el desarrollo de una personalidad depresiva. Existen otras circunstancias en las que se puede favorecer una depresión como por ejemplo catástrofes naturales, ataques terroristas o presenciar distintos actos de violencia.

Ante todas estas variantes existe un deterioro psíquico del paciente que puede ir desde problemas cognitivos hasta desordenes emocionales o de la personalidad y que también puede causar cualquier tipo de enfermedad en el cuerpo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario