Deportes

Descomunal: Estados Unidos superó los dos mil oros panamericanos y casi que triplica al segundo

Cuando Christina Birch y Kimberly Geist cruzaban la meta y ganaban la prueba de ciclismo Madison Femenino, su país llegaba al par de miles de oros panamericanos. Lejos está Cuba, su más cercano seguidor, que aún no cruzó la barrera de los mil.

Christina Birch y Kimberly Geist se enteraron en el micro que les llevaba de vuelta a la villa panamericana en Lima de que habían hecho historia este domingo.

La estadounidenses ya lucían colgadas del cuello sus medallas de oro, logradas una hora antes sobre el óvalo del velódromo de La Videna, donde se impusieron a las canadienses Maggie Coles y Miriam Brouwer y las mexicanas Jareli Salazar y Jessica Bonilla en la final del madison femenino para sumar, de paso, el oro 2.000 de Estados Unidos en Juegos Panamericanos.

"Nos enteramos después de la final. Antes estábamos muy mentalizadas en llevar a cabo nuestra estrategia de carrera. Es muy excitante formar parte del legado de victorias de Estados Unidos", valoró Birch, mientras que Geist destacó "el añadido extra que supone entrar en la historia junto a otros grandes atletas de nuestro país que ganaron en los Panamericanos, como Carl Lewis".

El simbólico registro llegó en la edición 18 de la cita continental, con una cuenta iniciada en Buenos Aires 1951, según el medallero histórico de la Organización Deportiva Panamericana (Panam Sports, conocida previamente como Odepa).

La historia del éxito deportivo no suele escribirse tan fácil y, en una accidentada final con múltiples caídas, la dupla Birch-Geist alcanzó la cifra del doble milenio para la superpotencia al imponerse en el sprint final con 46 puntos, en la última jornada de la pista en Lima 2019.

"Fue una carrera muy agresiva donde cada sprint importó. Teníamos que revaluar a cada cambio como iba la carrera. Fue de mucha estrategia. Sufrimos una caída pero nos recuperamos rápido. Sabíamos que iba a ser cuestión de un último esfuerzo y tenía que posicionarme para que Kim pudiera rematar en la raya", analizó Birch.

Coles y Brouwer se adjudicaron la plata con 35 unidades, las mismas que obtuvieron Salazar y Bonilla, que se quedaron con el bronce al ceder en el tramo decisivo.

"En el último embalaje me tocó dar las últimas seis vueltas cuando normalmente hacemos tres y tres, pero Jessica ya no tenía piernas. Nos falta mejorar la técnica pero me voy muy orgullosa tras sumar dos medallas, aunque hubiera preferido la de oro", resumió Salazar, quien también ganó el jueves junto a Daniela Gaxiola en velocidad por equipos y valoró positivamente la cosecha mexicana en ciclismo de pista. "Hace cuatro años ganamos muy pocas medallas, como tres, y ahora mejoramos".

Las aztecas empezaron liderando la carrera de 120 vueltas hasta que, sobre el ecuador, Bonilla chocó con una rival y cayó al suelo. Pese al contratiempo, el dúo logró recuperar posiciones hasta meterse en la pelea por el oro, aunque llegó justo de fuerzas al sprint final, donde las canadienses se impusieron para llevarse la plata pese al empate en puntos.

"Al final los puntos son dobles y eso nos mandó al bronce. Fue una prueba dura. Cometimos algunos errores y tuve una caída inesperada, pero nos vamos contentas. Es mi primera madison internacional y trabajamos mucho para ese bronce", declaró Bonilla.

La pareja colombiana formada por Jannie Milena Salcedo y Lina Rojas también sufrió una caída doble y acabó un paso por detrás en cuarto lugar, quedándose sin aportar al medallero cafetero de seis preseas en pista, en esperas de que Martha Bayona dispute en la tarde la final de velocidad.

"Íbamos a entrar en el cambio con mi compañera, pero le chocó una corredora por arriba y nos fuimos al piso las dos. Seguimos luchando pero no se nos dieron las cosas. Las estadounidenses llegaron muy fuertes y las mexicanas se vieron bien. Queríamos marcarlas de cerca, pero la caída nos desordenó", resumió Rojas, que el sábado próximo competirá también en la prueba de ruta con esperanzas de seguir sumando preseas.

"Ha sido una participación demasiado bien de Colombia. En la persecución de damas no se esperaba una medalla y logramos salvarla", destacó.

Sus seguidores, muy lejos aún

Estados Unidos no tiene competencia en el dominio del medallero a lo largo de la historia panamericana ya que su escolta, Cuba, aún no superó las mil medallas doradas y acumula 896.

Si Cuba no es una amenaza, mucho menos lo será Canadá, la tercera en el historial, que aún no llegó a los 400 oros (acumula 396).

Por su parte, Argentina ocupa la quinta plaza de la tabla, detrás de Brasil (356), con un total de 312 preseas de oro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario