Mundo

Desmentida inverosímil sobre la primera dama y enojo previsible con los periodistas

Brasilia - Jair Bolsonaro se enojó ayer con los periodistas en la puerta de la residencia presidencial, el palacio de la Alvorada, cuando le preguntaron sobre el modo en que ofendió en Facebook a la primera dama francesa, Brigitte Macron.

Un seguidor de Bolsonaro puso una foto de Macron con su esposa de 66 años y otra de Bolsonaro con la suya, Michelle, de 37, con la frase “Ahora se entiende por qué Macron persigue a Bolsonaro”. Lo que causó estupor fue la respuesta que le dio el propio presidente de Brasil: “No humilles al tipo, jajaja”.

El hecho provocó una dura reacción pública de Macron, quien calificó lo hecho por su homólogo como “triste” y les deseó a los brasileños que “pronto tengan un presidente que esté a la altura”.

Pese a lo evidente, el ultraderechista intentó ayer defenderse.

“Yo no puse la foto, alguien la puso y yo lo que hice fue decirle que no hablara pavadas. No quiero llevar la cosa para el lado personal”, explicó Bolsonaro.

Ante la insistencia de los cronistas, que se hicieron eco de una fuerte ola social de repudio, le recordaron que esa no había sido su respuesta y que, encima, incluyó en la misma la expresión “jajaja”, el mandatario les replicó: “Si siguen con ese nivel de preguntas, me voy. Ustedes quieren hablar de esto, chau. ¿Realmente es periodismo? Ustedes no se merecen consideración”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario