Edición Impresa

Detenido dijo que escapó por amor con mujer casada

El juez federal Luis Rodríguez indagó ayer a los dos ciudadanos iraníes detenidos con pasaportes falsos en el barrio porteño de Once que fueron trasladados a primera hora de la mañana a los tribunales de Retiro. La presencia de los iraníes resulta sospechosa para la Embajada de Israel en Argentina (ver nota aparte), que a la vez agradeció el accionar del Ministerio de Seguridad en el caso.

Mashoreh Sabzali, de 30 años y de Saijad Samiel Naseran, de 27 el sábado en un hotel del barrio del porteño del Abasto, después de que ingresan al país provenientes de España, el 12 pasado.

Naseran explicó, en inglés, que se fue de Irán, su presunto país de origen, tras haber cometido adulterio, lo cual allí tiene pena de muerte y dijo que con su pareja Sabzali consiguieron en Europa la documentación falsa para ingresar a la Argentina. Antes de ser detenido, Naseran hizo una llamada telefónica desde un teléfono celular que, según declaró, habría sido a un abogado experto en delitos migratorios que sacó de Google.

En la investigación hubo allanamientos a funcionarios de Migraciones que autorizaron el ingreso de la pareja en el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Los detenidos no habrían usado los pasaportes denunciados, sino que portaban documentos truchos con las identidades de las personas cuyos pasaportes habían sido perdidos o robados. La Justicia les secuestró al menos dos teléfonos celulares: en uno de ellos figuraban las fotos de sus supuestos verdaderos pasaportes, algo que la Justicia está intentando verificar.

Los dos acusados fueron trasladados a los Tribunales Orales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, para prestar declaración indagatoria en medio de un fuerte operativo de seguridad. Mientras, continúan las pericias a las cámaras de seguridad del aeropuerto y en las inmediaciones del hotel donde fueron detenidos los dos iraníes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario