Salud

Día del Médico: ¿por qué se celebra cada 3 de diciembre?

La fecha fue establecida en 1953 y coincide con el nacimiento de un galeno conocido como el "hombre mosquito".

El Día del Médico, que se conmemora cada 3 de diciembre, comenzó a celebrarse en la Argentina, pero que con tiempo se extendió a toda Latinoamérica. ¿Pero por qué se eligió este día?

Este homenaje data del año 1953, cuando el profesor e infectólogo argentino Remo Bergoglio propuso la celebración en esta fecha en homenaje al doctor Carlos Juan Finlay y Barrés, nacido el 3 de diciembre de 1833. Lo hizo durante el Congreso Panamericano celebrado en Dallas y promovido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de la Federación Médica Argentina-.

Finlay, también conocido como "hombre mosquito", fue reconocido por descubrir que la hembra de la especie de mosquito Aedes aegypti es el mecanismo de transmisión de la fiebre amarilla.

Por sus múltiples aportes a la medicina y la ciencia, fue nominado en reiteradas ocasiones al Premio Nobel. Asimismo, Finlay es una figura muy reconocida por ser el fundador del Sistema Nacional de Salud Pública Cubano.

El doctor Omar López Mato, médico oftalmólogo e historiador argentino, detalló que “a lo largo de todo el siglo XIX se buscó la causa de la fiebre amarilla que había ocasionado muchas epidemias en distintas ciudades del mundo, incluida Buenos Aires en 1871”, a la par que agregó que “esta búsqueda se profundizó cuando la enfermedad hizo estragos estragos entre los trabajadores del canal de Panamá”.

Fue entonces que Finlay postuló el contagio a partir de la picadura del mosquito. “Para confirmar la hipótesis, el ejército norteamericano formó en el año 1900 una comisión bajo el mando del coronel Walter Reed. El doctor James Carroll se ofreció como voluntario para ser inoculado por el insecto. Este momento fue inmortalizado en la pintura de Dean Cornwell, Los conquistadores de la Fiebre Amarilla. A raíz de este experimento que confirmó las sospechas de Finlay, el Dr. Carroll murió”, amplió el historiador.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario