Economía

Diálogos de Wall Street

Con Gordon Gekko, nos ocupamos de la novela inacabada del "brexit".

Periodista: Se acelera la saga del “brexit”. El Parlamento ya rechazó la noción de un “brexit” suave, respaldado por el acuerdo que cerró la premier Theresa May con la Unión Europea (UE). Hoy (por ayer) también dio por tierra con la alternativa del “brexit” duro, o unilateral. ¿Qué alternativa queda disponible? ¿Patear todo para adelante?

Gordon Gekko: En efecto, la extensión de plazos.

P.: ¿Un “brexit” diferido, que no se gatille cuando venza la fecha límite del próximo 29?

G.G.: Tal cual. Pero no es la única. El “brexit” duro puede producirse a pesar del rechazo parlamentario.

P.: ¿Cómo es eso?

G.G.: Si se deja que pase el tiempo, y no se hace nada, Gran Bretaña abandonará la Unión de oficio -tras pasar allí los últimos 47 años- y lo hará sin un pacto, sin la fase de transición prevista para amortiguar las consecuencias del cambio.

P.: O sea, un “brexit” duro de hecho. Y un temerario salto al vacío.

G.G.: Correcto.

P.: Pero el Parlamento también aprobó el rechazo a un “brexit” sin un acuerdo negociado con la UE bajo cualquier circunstancia.

G.G.: Mañana (por hoy) se votará la alternativa de solicitar la ampliación de plazos, una extensión del Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Ese es el camino que hay que tomar para evitar la eyección el próximo 29.

P.: Tampoco es una garantía. Se requiere que los 27 países restantes de la comunidad den su aprobación unánime. ¿O me equivoco?

G.G.: Se equivoca. Gran Bretaña retiene la potestad de frenar el proceso de manera unilateral antes de las 11 de la mañana del 29 de marzo.

P.: No es lo que uno lee.

G.G.: Es un tema delicado, que se discutió mucho. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la UE ya dictaminó que el Reino Unido tiene la potestad de revocar el proceso de salida sin requerir otra voluntad más que la propia.

P.: ¡Qué decadencia! De escribir la Carta Magna en 1215 a este mamarracho del “brexit”. ¿Cómo se llegó a un berenjenal semejante?

G.G.: El pecado original fue el referendo de 2016, que nunca definió con precisión qué era el “brexit” y lo puso a competir con la opción muy desagradable de quedarse donde uno estaba parado. El descontento de la coyuntura hizo el resto.

P.: ¿Qué piensa que va a pasar?

G.G.: Que mañana (por hoy) se va a aprobar la extensión de plazos.

P.: ¿Y la Unión Europea no planteará objeciones?

G.G.: ¿Qué sentido tendría gatillar una crisis? Nadie está en buenas condiciones para soportar un temporal, y ello no es necesario.

P.: ¿Londres la sacará barata?

G.G.: No lo veo así para nada. Eso sí, evitará un costo prohibitivo extra. Me imagino que dará explicaciones que la UE encontrará aceptables.

P.: El 29 de marzo no será el fin del mundo.

G.G.: La libra se fortaleció 2% después de la segunda derrota consecutiva de Theresa May. Es una señal: hay futuro después del 29.

P.: Aplazar el “brexit” no significa tener resuelto el problema. En unos meses, digamos, volverá a asomar su rostro.

G.G.: Queda suspendido a manera de espada de Damocles.

P.: ¿Piensa que puede negociarse un mejor acuerdo, y que sea aprobado por el Parlamento?

G.G.: ¿Un “brexit” consensuado? Lo veo muy difícil. Era la jugada de May.

P.: ¿Y la posibilidad de un segundo referendo y de dar marcha atrás?

G.G.: Un segundo referendo, pienso yo, enterraría el problema. Dejaría a Gran Bretaña donde está. A mi juicio, es , por lejos, el escenario mejor pero todavía no es el más probable.

P.: Corregiría el error original de querer irse sin tener una idea cabal de qué significa ni de cuánto cuesta. Es lo que debió hacerse hace tiempo, o lo que ya se hubiera hecho en cualquier otra parte.

G.G.: Pero no en Gran Bretaña. Aunque, a la postre, es posible que también sea lo que se hará en las islas. Pero llevará mucho tiempo.

P.: ¿Cree que los mercados internacionales soportarán estas idas y vueltas?

G.G.: Es lo que han venido haciendo sin chistar. Sí los sacudiría la sorpresa de encontrarse con un “brexit” duro, de prepo, disparado por la impericia o el hartazgo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario