Edición Impresa

Dicen en el campo...

La mejora climática permitió acelerar la cosecha de trigo. Mientras tanto la suba en el precio del gasoil caldeó los ánimos de los productores agropecuarios.

...que, tras el G-20, feriados, asuetos, y algunas lluvias, se retomó a pleno la actividad en el sector agroindustrial, y mientras los productores aceleran la cosecha de trigo y las siembras de granos gruesos, en Buenos Aires se realizaron encuentros de distinto tipo, la mayoría adelantándose a las fiestas de fin de año, como la tradicional cena de Brangus, ahora en la Rural de Palermo. Pero también, hubo otras reuniones como la celebrada en la Cámara Arbitral de la Bolsa de Buenos Aires, donde su titular, Javier Buján, y el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquis, presentaron un programa de análisis gratuitos de la calidad de trigo de la actual campaña. Los datos son alentadores hasta ahora, por lo que se calculan al menos 12-13 millones de toneladas del tipo “ superior”. También se señaló el porcentaje de “ brotado” tanto en el NOA, como en la parte de Santa Fe que no logró recolectarse antes de las fuertes lluvias, igual que en Entre Ríos y parte del sur de Córdoba.

... que también allí se escuchó sobre el T 60 ( Trigo a 60 países) y sobre la importancia de encarar también los mercados latinoamericanos que importan más de 30 millones de toneladas, y donde Argentina tiene muy poca presencia ahora. El entusiasmo era inocultable. “Se vendió muy bien, muchos productores anclaron precio antes de las últimas bajas, y el febrero- marzo- abril cotiza a alrededor de u$s200”, comentaba eufórico un operador. También la gente de la provincia se mostraba conforme por los alrededor de u$s2.500 millones que les estarían dejando el trigo y la cebada ni bien arranque el ‘19 ( y que son estratégicos para la provincia de cara a las elecciones). Entre tanto funcionario y productores, surgieron varios temas interesantes como la resolución de 12 puntos sobre Buenas Prácticas Agrícolas que se trataría de consensuar con las distintas intendencias. El tema no es menor si se considera la magnitud de los perjuicios que vienen causando las resoluciones individuales en esta materia. El de “adhesión” de cada jurisdicción y “ define” aspectos básicos para evitar las resoluciones anárquicas y hasta “ aduanas interiores” que provoca la ausencia - todavía- de una normativa nacional.

... que otro asunto no menor es la inminente puesta en marcha de la Oficina de Alimentos que apunta a la simplificación de los trámites de habilitación de plantas alimenticias. La Unidad de Control de Alimentos (UCAL) ex Oficina de Alimentos del Misterio de Salud ahora dependerá de Agroindustria y reducirá los trámites de habilitaciones que hoy tardan 365 días a 16 días y alcanza a unos 2.500 establecimientos elaboradores y 80.000 productos alimenticios, lo que representan el 70 % de los alimentos que se producen en el país.

... que, lo que cayó más que mal, y nadie lo supo/ pudo explicar, fue la inesperada rebaja ( mínima) en el precio de las naftas. Y la suba simultánea del gasoil que, como se sabe, tiene un efecto cascada sobre la economía general por el impacto del transporte. Por supuesto que en el campo, en plena época de labores y cosechas la noticia fue otro bálsamo de agua fría. También por eso sigue cosechando adhesiones la postura de Santa Fe de llevar los biocombustibles al transporte urbano, con el doble beneficio de recortar las importaciones de combustible y, también, abaratar sus costos ya que se estima que puede haber un ahorro de hasta 15%, o 20% si se aumenta el porcentaje de “ corte” que resisten las petroleras, pero que constituiría un “ alivio” para las plantas de Bio jaqueadas por las idas y vueltas en materia de aranceles.

...que el asunto puede tener, además, otras derivaciones considerando el malhumor general de las industrias que se quejan de que las “ declaraciones” oficiales a favor del mayor procesamiento y agregación de valor, van a contramano de las medidas que está adoptando el gobierno vía recorte de reintegros, desaparición de diferenciales, altísimo costo del dinero y mano de obra, etc Así ya lo hicieron saber los molineros, los productores de biocombustibles, o los aceiteros, entre otros. De hecho, estos últimos, que constituyen el principal rubro de exportación del país, y ostentan un alarmante 48% de capacidad ociosa, alertaron sobre la posibilidad de que semejante porcentaje pueda aumentar más aún, si se confirman las noticias de incremento en las exportaciones de poroto de soja, lo que limitaría aún más la oferta para la demanda local. También parecen estar en pie de guerra otros sectores y por causas variadas, pero que afectan en especial a los productos más intensivos y con mayor agregación de valor. Y en tal sentido, el tema de las tarifas de luz, con actualizaciones consideradas “ excesivas” en varias provincias puede desatar una ola de judicialización sin precedentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario