Política

Diplomática cautela japonesa frente a octubre

Un evento de Google sirvió de excusa para una cena en la residencia del flamante embajador japonés, Takahiro Nakamae. Gastronomía de autor y algunas pistas de la diplomacia frente a las perspectivas de las relaciones bilaterales tras las elecciones.

Convite exclusivo la semana pasada en la residencia del nuevo embajador de Japón en Argentina, Takahiro Nakamae, llegado hace un mes a reemplazar a Noriteru Fukushima, quien volvió a Japón como embajador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020. Clima distendido, pero con algunas definiciones políticas implícitas.

La excusa fue la presentación de la plataforma de Google Arts & Culture, una suerte de enciclopedia online que incorporó contenidos relacionados a la cultura japonesa y su gastronomía. Para estar a tono, hubo cena a cargo del chef japonés Akira Takeuchi con periodistas e influencers, estos últimos el nuevo poder que tracciona miradas desde Instagram y afines.

Sushi
El chef japonés Akira Takeuchi preparó un menú en el que no podía faltar el tradicional sushi. Como varios chefs de la gastronomía japonesa local, Takeuchi le escapa al salmón rosado y apuesta más a los pescados locales, como el auténtico sushi japonés, y en especial a los blancos, como el congrio.
El chef japonés Akira Takeuchi preparó un menú en el que no podía faltar el tradicional sushi. Como varios chefs de la gastronomía japonesa local, Takeuchi le escapa al salmón rosado y apuesta más a los pescados locales, como el auténtico sushi japonés, y en especial a los blancos, como el congrio.

El embajador abrió con un brindis de sake espumante, una nueva moda que escala en prestigio, explicó. Entre el espumante y el sake tradicional desfilaron platos de excelencia nipona: una entrada fría con cerdo braseado; oden, un guiso muy popular y callejero difícil de encontrar fuera del archipiélago; el clásico sushi visualmente zen; una colita de cuadril en salsa de miso; y de postre, helado de matcha y sésamo negro, éste último de color grisáceo y sabor poderoso.

Se sucedieron anécdotas relacionadas a las redes sociales, el impacto del público focalizado, la fama y la búsqueda del anonimato, y los viajes a Japón de algunos de los comensales. El embajador recordó su paso por la ciudad dos décadas atrás, cuando trabajó en el país como consejero de la embajada, y dijo que ahora encontró a Buenos Aires aún más linda, su preferida entre los destinos diplomáticos de su carrera.

Oden
El oden es una especialidad de la gastronomía japonesa difícil de encontrar por estas latitudes. En Japón el oden es un guiso tradicional muy frecuente en los puestos callejeros. Aquí en un caldo de cerdo de 24 horas de cocción, con albóndigas de pollo y vegetales.
El oden es una especialidad de la gastronomía japonesa difícil de encontrar por estas latitudes. En Japón el oden es un guiso tradicional muy frecuente en los puestos callejeros. Aquí en un caldo de cerdo de 24 horas de cocción, con albóndigas de pollo y vegetales.

Nakamae viene de cumplir sus últimas funciones como el director general de Asuntos de Latinoamérica y el Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, conoce la región. Alguien trazó un paralelismo en la situación económica previa al 2001 y la actual y quedó patente el desafío de su gestión. Su predecesor Fukushima pudo contar entre los logros de su gestión el aniversario de 120 años de relaciones diplomáticas entre Argentina y Japón, marcada por 4 encuentros bilaterales entre Mauricio Macri y el primer ministro Shinzo Abe.

Además, se abrieron mercados, por ejemplo el de la carne, con el comercio bilateral en uno de los mejores momentos históricos, a la par del diplomático, aceitado por dos años de encuentros bilaterales con motivo del G-20. Nakamae repasó esos logros y dio entender que va a ser difícil igualar una situación así. Recordó también la posición de Abe, quien ungió a Macri como socio estratégico, y reconoció que la relación con el Gobierno anterior había sido difícil. Esquivo y prudente frente al panorama electoral se afirmó en una posición de “wait and see” frente al resultado de octubre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario