Edición Impresa

Diputados: dardos contra Carrió, que se refugió en la "gracia de Dios"

"Estaba hablando del narcotráfico en Córdoba, de cómo se expandió el narcotráfico allí", dijo la legisladora de la Coalición Cívica y miembro fundacional de Cambiemos para defenderse.

La penosa frase deslizada anteayer por Elisa Carrió “gracias a Dios se murió -José Manuel- De la Sota”, en referencia al deceso del exgobernador peronista, fue replicado ayer en Diputados por la oposición. Ante una andanada de críticas y cuestiones de privilegio, la legisladora y miembro fundacional de Cambiemos se despegó de la declaración: dijo que nunca se refirió al fallecimiento del exmandatario provincial sino a “cómo se expandió el narcotráfico” en ese distrito, y aseguró que fue “una gracia de Dios” todas las acusaciones que recibió en el recinto.

De hecho, la furia contra Carrió comenzó a deslizarse en medio de un homenaje al expresidente Raúl Alfonsín. La legisladora recordó la relación del exmandatario con su padre y fue increpada por la massista Cecilia Moreau, quien reprodujo un audio con críticas del exjefe de Estado hacia la diputada de la Coalición Cívica. Luego, la filokirchnerista Victoria Donda disparó: “En este momento está durmiendo en su banca y le quiero decir que me da vergüenza compartir un recinto con una diputada que se mofa de la vida de un argentino como De la Sota”.

“Este homenaje lo hice en nombre de mi padre y no en nombre mío y es una gracia de Dios que ustedes me acusen, ¿saben por qué? Porque que ustedes me acusen es la mayor gracia que puedo tener. Su acusación me hace llevar unos puntos para el cielo”, respondió Carrió.

Quien también pidió la palabra fue la viuda de De la Sota, Adriana Nazario: “Sus palabras han sido ofensivas, altamente agraviantes, y aún más graves porque involucran a una persona que no se puede defender”. Luego, resaltó que el exmandatario “fue electo tres veces gobernador, y antes se cansó de perder elecciones, pero nunca agredió a un adversario”.

En paralelo a la discusión en el recinto, la CGT se solidarizó “con familiares y amigos de De la Sota ante semejante agravio”. Y manifestó: “Ese tipo de provocaciones es una afrenta al peronismo y el movimiento obrero en su conjunto. La ofensa como modo de hacer política poco contribuye a la vida democrática del país y remite a tiempos que los argentinos no quieren volver a vivir”.

Incluso desde el PRO rechazaron los dichos de Carrió. Por caso, el diputado Gabriel Frizza, compañero de bancada de la legisladora en el interbloque Cambiemos, sostuvo que además de no compartir “en lo más mínimo” los dichos de la referente de la Coalición Cívica, “no todo vale para hacer política, ni en una contienda electoral”.

Por la tarde, Carrió subió una foto a redes sociales. Ámbito Financiero consultó a su equipo en qué contexto y cómo fue realizada, pero evitaron contestar. “Acá estoy tirada por los golpes del kirchnerismo”, fue la frase que acompañó a la imagen.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario