Diputados: oposición se volvió a unir y empuja nueva ley de alquileres

Edición Impresa

El oficialismo logró insistir con su dictamen de mayoría, pero bloques anti-K suman ahora más votos de cara a una definición en el recinto.

Tras la victoria semanas atrás con la Boleta Única de Papel, un amplio conglomerado de la oposición volvió a unirse ayer en un plenario de las comisiones de Legislación General; y de Presupuesto de Diputados para empujar un nuevo dictamen que modifica la polémica ley de alquileres. Anoche se pensaba activar una sesión para el próximo jueves.

En concreto, el nuevo dictamen impone que el contrato de alquiler será por un plazo mínimo legal de dos años y no de tres, como ocurre en la actualidad y pretende sostener el kirchnerismo. Por otra parte, el valor del mismo deberá fijarse como único y por mes, sobre el cual podrán realizarse ajustes con la periodicidad que acuerden las partes, entre tres y 12 meses.

Además, las partes tendrán que consensuar un mecanismo de actualización del precio del alquiler al inicio del contrato, que podrá ser el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el Índice de Precios Mayoristas (IPM) o el Índice de Salarios (IS) elaborados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), o una combinación de dichos índices.

Por otra parte, se obliga a registrar los contratos de locación ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), y se gatillan incentivos fiscales para los propietarios en Monotributo, Bienes Personales e Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios.

Quienes se diferenciaron esta vez -no forman parte de las comisiones-, de manera llamativa, fueron los dos espacios liberales que conforman José Luis Espert y Javier Milei, respectivamente. Desde el despacho del primero deslizaron a Ámbito que el legislador recién tomará una definición en los próximos días -Carolina Píparo ni contestó-, mientras que el segundo se opone al nuevo dictamen y solicitará una derogación total de la actual ley, según indicaron a este diario.

Esas posiciones contrastan con los usuales aliados del oficialismo, como Juntos Somos Río Negro y el Frente Renovador de Misiones -no massista, y socio más que fiel del kirchnerismo-, que sí acompañaron el dictamen opositor. Bajo estos parámetros, el panorama de votos ante una sesión se muestra favorable para el despacho de minoría, ya que el Frente de Todos sumó más firmas y logró el de mayoría, en una reunión en la que se mantuvieron fuertes cruces. Uno involucró -otra vez- a la titular de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau.

Seguido a este tema, el kirchnerismo apuró la firma del despacho -escenario incierto sobre votos- de la iniciativa ya avalada por el Senado que paga al Fondo Monetario Internacional (FMI) con fondos “fugados” al exterior. En tanto, otra comisión apuró un dictamen para declarar la emergencia en el transporte público de pasajeros de las provincias y aumentar los subsidios a $59.500 millones. Durante la tarde de ayer también expuso el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

Dejá tu comentario