Deportes

Djokovic frenó el andar de Tsitsipas y ganó en Madrid por tercera vez

El serbio se impuso ante el griego por 6-3 y 6-4 y levantó el trofeo en la capital española. Fue el segundo título del año para el Nº 1 del mundo, que venció al verdugo de Zverev (4º) y Nadal (2).

El número uno del mundo, Novak Djokovic, ganó por tercera vez el Masters 1000 de Madrid, tras imponerse con solvencia al joven griego Stefanos Tsitsipas, número nueve mundial, por 6-3, 6-4.

En su segundo título de la temporada tras el Abierto de Australia, Djokovic volvió a levantar el trofeo en la Caja Mágica de la capital española, tres años después de su último triunfo en 2016, cuando superó a Andy Murray en la final.

El serbio, que en 2011 había ganado su primer Masters 1000 madrileño venciendo a Rafael Nadal, cuenta ya con 74 trofeos en su palmarés, 33 de ellos en Masters 1000.

"Estoy muy contento. Ayer (por el sábado) decía tras mi semifinal que esa victoria era importante para mi confianza. He jugado algo de mi mejor tenis aquí", aseguró en la cancha central Djokovic tras ganar.

Tsitsipas, de 20 años y que le había ganado en cuartos a Alexander Zverev (4º) y en semifinales a Nadal (2º), no pudo redondear su hazaña en el polvo de ladrillo madrileño ante el número uno mundial.

El griego, que perdió la segunda final de Masters 1000 de su joven carrera, podrá consolarse con su subida al séptimo puesto del ranking mundial el lunes, su mejor posición.

Djokovic se mostró intratable en esta final, tras un recorrido impecable en Madrid donde no perdió ni un solo set.

"No me he sentido cómodo, no tenía confianza", explicó Tsitsipas en conferencia de prensa tras la final, añadiendo que "no he estado bien físicamente", tras su exigente partido de la víspera contra Nadal.

El serbio se mostró más fresco con un día más descanso que su rival al no haber jugado los cuartos de final por el abandono del croata Marin Cilic.

En la primera manga, dominó el número uno del mundo ganando de entrada tres juegos seguidos, una ventaja que acabó siendo definitiva para cerrar el set en apenas 44 minutos.

Firme con su saque y seguro desde el fondo de la pista, Djokvovic aguantó los ataques de Tsitsipas, que no dudaba en subir a la red buscando los golpes que tan buen resultado le habían dado la víspera contra Nadal.

"Ha jugado de una forma inteligente, me ha movido alrededor de la cancha, sabía que me tenía que mover", consideró Tsitsipas.

En el segundo set, el tenista griego se mostró más entero, aguantando las acometidas de Djokovic al que logró levantarle dos bolas de rotura en el 1-1, aunque en ningún momento pareció poner contra las cuerdas al serbio.

Con el 4-4 en el marcador, el número uno del mundo logró romper entonces el servicio del griego para luego cerrar el set y la final con su servicio a la cuarta bola de partido.

La victoria permite a Djokovic sumar su 33º título de Masters 1000, alcanzando a Nadal como jugador más laureado en la categoría de los torneos más prestigiosos después de los de Grand Slam y, de paso, consolidarse aún más en la cabeza del ranking mundial.

Tsitsipas, por su parte, tras su semifinal en Australia, que le permitió entrar entre los diez mejores del mundo, subirá al séptimo puesto del ranking el lunes.

Ganador en Marsella y Estoril en 2019, es el jugador que más victorias ha conseguido desde el inicio de la temporada y se erige en una de las figuras a tener en cuenta en Roland Garros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario