Edición Impresa

Dólar bajó 0,5%, a $43,48, tras anuncio del COPOM

Luego de que el Banco Central informara la política monetaria para julio (ver nota aparte), el dólar cayó 22 cen-tavos en la primera jornada del mes, a $43,48. Fue en línea con el mayorista, que cedió nueve centavos, a $42,37. Los agentes financieros coincidieron en que el dólar cede por la cautela del BCRA al recortar el piso de las tasas, en un intento por reactivar lentamente la economía sin fogonear la alta inflación.

“El inicio de la primera jornada del segundo semestre volvió a ser auspicioso, con el tipo de cambio experimentando una nueva corrección negativa que lo mantiene en los niveles exhibidos a mediados de abril pasado”, analizó el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. El volumen total operado en el MULC fue de u$s899 millones, un 7,5% menos que el viernes.

El Banco Central efectuó dos subastas de Letras de Liquidez (Leliq) a 9 días de plazo con una absorción total de $259.535 millones y convalidó una baja de la tasa de referencia diaria que finalizó en 62,08%. Operadores coincidieron en que el volumen captado por el BCRA fue uno de los más importantes desde que comercializa a diario esta clase de bonos de muy corta duración. Asimismo, llevó a cabo, por cuenta del Ministerio de Hacienda, dos subastas de venta en contado de u$s 30 millones cada una.

El dólar blue perdió 35 centavos, a $43,45. En el mercado de dinero entre bancos, el call money continua en 60%, mientras que en el Rofex se operaron u$s807 millones, un 59% menos que el viernes, que fue fin de mes. Los plazos más cortos concentraron más del 60% del total operado. Los precios finales para los meses de julio y agosto terminaron operándose a $44,30 y $46,29; con tasas del 55,42% y 55,36%, respectivamente. En tanto, para diciembre, se operaron u$s24 millones a $54 con una tasa del 54,75%. En ese marco, todos los plazos bajaron cuarenta centavos promedio, hasta fin de año. Por su parte, las reservas brutas del BCRA bajaron u$s118 millones a u$s64.148 millones.

El S&P Merval, en tanto, bajó 0,7%, a 41.507,48 puntos, tras subir en el inicio de la rueda y marcar un nuevo récord intradiario, ante una toma de ganancias, a contramano de los mercados globales. Durante la jornada, sobresalieron los papeles del sector agropecuario, por el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (ver págs. 6 y 7). Las caídas fueron lideradas por las acciones de Banco Macro (-3,1%); BYMA (-2,4%); y Telecom (-2%). Del lado de las subas, se destacaron los activos de Cresud (+8,5%), impulsados por el histórico acuerdo comercial. Se subieron al podio de las subas las acciones de Edenor (+4,7%) y de Aluar (+3,3%).

Junto con Cresud, otros papeles de las empresas que podrían beneficiarse por el pacto comercial lograron subas de hasta dos dígitos en el panel general. Fue el caso de las acciones de Ledesma, que saltaron un 14,5%; y de Agrometal, que escalaron un 12,2%. Además fueron demandados los activos de Molinos Agro, que ganaron un 9,9% (ya habían volado 20% el viernes); los de Molinos Río de la Plata, que subieron un 7,4%; y los de Carlos Casado, que ganaron 5%.

En el segmento de renta fija, los títulos públicos (cotizantes en dólares) subieron por los indicios de la marcha prudente en la política monetaria del organismo que conduce Guido Sandleris y beneficiados por el resultado alentador de las conversaciones comerciales entre los presidentes de Estados Unidos y China el fin de semana en la cumbre del G-20. En este contexto, el Bonar 2024 subió 1%; el Bonar 2020 avanzó 0,3% mientras que el Discount bajo ley argentina y el bono a cien años ganaron un 1,2%. El riesgo-país argentino bajó 22 unidades (-2,63), hasta los 813 puntos básicos, pero todavía continúa operando en niveles sumamente elevados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario