Edición Impresa

Dólar cayó y logró perforar los $38 (cerró en $37,77)

La caída respondió a ventas de empresas y bancos locales, y a un flujo de ingresos del exterior para tomar posiciones en activos argentinos, en un escenario regional negativo por temor a altas tasas en EE.UU.

Un importante flujo de ingresos destinados a tomar posición en activos locales, que pagan altísimas tasas, generó ayer una baja abrupta del dólar, que cayó 41 centavos y finalizó por debajo de los $38 (cerró a $37,77, su valor más bajo en más de un mes); además, anotó su quinto descenso consecutivo. El billete operó en sintonía con el mayorista, que retrocedió 68 centavos $36,57 y alcanzó su menor desde la última semana de agosto, empujada por el ingreso de fondos desde el exterior y el acompañamiento del desarme de posiciones dolarizadas, en un escenario global cada día más hostil.

Durante el día, el Banco Central subastó Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por $98.843 millones, con una tasa promedio de corte de 72,73% (subió desde el 72,41% de la colocación del miércoles) y un rinde máximo adjudicado de 74%. Poco a poco sigue creciendo el stock de estos títulos; según el último dato de la autoridad monetaria, asciende a $453.418 millones, cuando hasta la última licitación de Lebac se ubicaba a la mitad ($250.000 millones, aproximadamente).

"El flujo de ingresos destinado a tomar posición en activos locales generó una baja inesperada del tipo de cambio en un escenario regional otra vez negativo (el real se depreciaba un 0,3% a 3,77), un dato que llama la atención de los analistas e inversores", destacaron desde PR Corredores de Cambio. Desde ABC Mercado de Cambios, indicaron que "muchas empresas y bancos desarmaron posiciones en dólares para no pagar las altas tasas en pesos y con la fuerte tendencia a la baja que sigue teniendo el cambio no quieren quedarse en dólares".

En el mercado de dinero entre bancos el "call money" se operó a un promedio del 68%. En tanto, en el segmento a futuro del ROFEX se contabilizaron u$s 593 millones. Más del 80% se negoció para octubre y noviembre, con precios de $37,75 y $39,55 y tasas del 58,89% y 59,49% nominal anual, respectivamente. Los plazos continuaron a la baja, al igual que el spot (-0,68 centavos), en promedio hasta fin de año perdieron 85 centavos.

A su vez, el dólar "blue" cerró estable a $38 y cerró por encima del oficial por primera vez después de varias jornadas (la brecha cambiaria cerró así en terreno positivo, en 0,61%). En tanto, las reservas internacionales del Banco Central repuntaron u$s 102 millones a u$s 48.869 millones. Si bien el marcado descenso de las arcas de la autoridad monetaria se ha reducido en las últimas jornadas, esto fue a costa de las elevadas tasas de interés, ya que el rendimiento de las Letras de Liquidez se ha convertido en una variable endógena del nuevo modelo de política monetaria, que apunta a mantener al tipo de cambio entre una franja de $34 y $44, que irá creciendo al 3% mensual hasta terminar el año. Además, con el objetivo de reducir la inflación, el organismo que lidera Guido Sandleris sostuvo que la base monetaria tendrá un crecimiento promedio nominal nulo hasta junio del año que viene. Pero teniendo en cuenta que el 2019 será un año electoral, es posible estimar que luego de esa fecha, el Banco Central implementará una política un poco más laxa para permitir cierto crecimiento dentro de la economía y llegar creciendo a las elecciones..

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario