Economía

Dólar más calmo, pero volvieron a derrapar los títulos públicos

En el debut de Lacunza la divisa cerró a $57,39. El BCRA vendió u$s112 millones en tres subastas, más los u$s60 millones del Tesoro.

El mercado cambiario acompañó en la primera jornada de operadores la nueva estrategia anunciada por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, cuyos detalles dio a conocer antes de la apertura el titular del Banco Central, Guido Sandleris y que consiste en concentrar todos los esfuerzos en una prioridad: bajar la volatilidad nominal del dólar.

La divisa norteamericana empezó la jornada con un gap positivo de 48 centavos en $55,48 en el mercado mayorista y llegó a un tope de 55,80, cuando apareció el BCRA poco después de las 10:30 con la primera de una serie de intervenciones que hicieron retroceder la cotización hasta el cierre, que fue de $54,75 para la transferencia (-0,4%) y de $57 (=) para el billete Banco Nación, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $56,95. En el promedio en bancos y agencias de cambio, la divisa cedió 73 centavos a $57,39,

No hubo una fórmula mágica. Simplemente el Central puso en práctica lo anunciado: continuar con la política monetaria restrictiva, absorbiendo dinero a través de las Letras de Liquidez (Leliq), e interviniendo más activamente en el mercado de contado. Ayer absorbió unos 45.000 millones de pesos y no necesitó elevar la tasa de interés, que quedó en un promedio de 74,96% anual.

El otro elemento empleado fue la intervención en el mercado spot del dólar. En total vendió u$s112 millones de las reservas en tres subastas, además de los u$s60 millones que diariamente ofrece por cuenta y orden del Tesoro. En total: u$s172 millones, 32% del volumen operado en el contado.

Los exportadores de cereales y oleaginosas contribuyeron a la oferta con liquidaciones por u$s49,8 millones, prácticamente la mitad de lo que en promedio vienen aportando al mercado durante agosto. Y el resto se lo atribuyen los operadores a las ventas de las entidades financieras, que tenían plazo hasta ayer para encuadrarse dentro de los nuevos límites fijados por el BCRA para la posición de cambios, que redujo el margen para tener derivados (futuros). En el Rofex el volumen también se redujo a apenas u$s724 millones. Casi una rueda de estudio…

Uno de los frentes pareció más controlado. E inclusive también rebotaron la mayoría de las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, con leves mejoras de hasta 1,4% para los bancos (BBAR); 2,9% en las energéticas como Pampa (PAM) y 4,4% para Telecom. Fueron porcentajes exiguos en contraste con las fuertes pérdidas del lunes, que sí se replicaron en la Bolsa local, donde el índice SP Merval cerró con una merma de 10,3% (ver aparte).

Pero el circuito de los títulos públicos continuó derrapando, casi como al margen de lo que sucedía con el dólar. El Bonar 2020 (AO20) perdió 6,8% y mostró un retorno de 54,6%, mientras que el Bonar 2024 (AY24) cedía 7,8% y elevaba su TIR a 46,1% anual. Este mercado sigue afectado por las versiones de una eventual reestructuración de la deuda, la rebaja de la nota de los títulos soberanos que efectuaron dos calificadoras de riesgo y las probabilidades de default que se siguen meneando, pese a los esfuerzos para descartar esa posibilidad.

Ayer mismo, el jefe global de Calificaciones Soberanas de la agencia Fitch Ratings, James McCormack, afirmó en un reportaje concedido a este diario que “un escenario de default es posible, pero no probable”, y que la Argentina “va en camino a alguna forma de reestructuración de la deuda” (ver página 4).

El riesgo país, medido por el EMBI+ Argentina del JP Morgan, cerró ayer en 1.866 puntos básicos y los CDS, los seguros contra un eventual default de la deuda de 5 años, treparon a 3.142 dólares.

Cancelación

Las reservas terminaron ayer con una baja de casi u$s3.000 millones, como consecuencia de la cancelación que tuvo que hacer el Tesoro del préstamo repo que habían otorgado un grupo de bancos y cuyas garantías se habían licuado con la caída de los bonos tras el resultado de las PASO. Se usaron u$s2.615 millones para recuperar avales de Bonar 24, 25 y 37 por valor de unos 13.000 millones de dólares.

Fue el primer round de la nueva estrategia cambiaria. Los traders seguirán la pelea día a día, pero además, ahora tienen la vista puesta en lo que sucederá con la renovación de las Letras del Tesoro, fundamentalmente las Letes en dólares.

De aquí a fin de año vencen u$s 9.700 millones de Letes, más el equivalente a unos u$s5.800 millones de Letras Capitalizables (Lecap) y otros u$s900 millones de Letras Ajustables por CER (Lecer). Son casi 15.500 millones de dólares, de los cuales algo más del 80% está en manos de inversores privados. La semana próxima hay licitaciones y vencen u$s1.050 millones de Letes y el equivalente a u$s950 millones de Lecap.

El otro ojo estará puesto en la marcha de los depósitos. Aunque con menos urgencia. Las colocaciones de los ahorristas a plazo fijo en la última semana y con estadísticas actualizadas al miércoles 14, aumentaron $85.000 millones. Al parecer la tasa continúa siendo atractiva, con un promedio de 55,5% anual y picos de hasta 61,25% que ofrece alguna entidad para las colocaciones realizadas a través de la web.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario