Edición Impresa

Dólar mayorista subió a $37,91; el Merval ganó 1%

Con un mercado local altamente volátil, el dólar mayorista recortó ayer la suba inicial de hasta 75 centavos generada por una “sobrerreacción” del mercado a la limitación de tenencia de Leliq para los bancos que estableció el viernes el Banco Central y cerró con un leve ascenso de seis centavos a $37,91. La divisa, que en el comienzo de la rueda volvió a entrar en la zona de no intervención -establecida ayer entre $38,155 y $49,377- finalmente terminó fuera de la misma, sin intervención por parte de la autoridad monetaria. Fue en sintonía con el minorista, que volvió a perforar los $39 (avanzó 17 centavos a $39,09), algo que no sucedía desde el 27 de diciembre de 2018, cuando cerró a $39,41. El volumen operado subió 5% a u$s 604 millones.

Asimismo, como es habitual, el BCRA efectuó ayer una subasta de Leliq a siete días y convalidó una nueva baja de la tasa. El monto adjudicado fue de $190.000 millones, a una tasa promedio adjudicada de 45,155% (el viernes había cerrado en 46,243%). La tasa máxima se ubicó en 45,155%, siendo la mínima de 43,89%.

“La puesta en vigencia de la norma dictada por el BCRA para restringir las exposiciones de los bancos en Leliq pareció justificar en el arranque de hoy (por ayer) un viraje importante en la tendencia en el mercado del dólar, con una demanda muy activa que forzó una importante suba de los precios que luego de muchas jornadas volvieron a situarse dentro de la zona de no intervención oficial”, describió el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. Sin embargo, agregó que “la presión compradora se fue diluyendo durante el transcurso de la sesión por efecto de una oferta que desarmó la presión sobre los precios y los volvió a acomodar debajo del límite inferior de la zona de exclusión regulatoria”. Y consideró que “habrá que esperar unos días para que la interpretación de las nuevas medidas coloque en su justa dimensión el impacto sobre el mercado de cambios”.

El alza de la moneda ocurrió en paralelo con la región. Tal es así que en Brasil la divisa subió 0,8%, en México 1,2% y en Chile 0,6%. En el mercado de dinero entre bancos, el call money se operó a un promedio del 41%. En el Rofex se negociaron u$s 1.205 millones, de los cuales más del 40% se pactó en febrero ($38,49) y marzo ($39,534), con tasas del 32,85% y 32,57%. Los precios mostraron bajas en todos los plazos. A su vez, el “blue” subió 25 centavos a $38, mientras que las reservas del Banco Central bajaron u$s 109 millones a u$s 66.783 millones.

Por su parte, bajo un entorno de marcada selectividad, el S&P Merval hilvanó ayer su segunda suba consecutiva, apuntalada por algunas acciones del sector energético, que treparon más de 6%, aunque en una rueda con escasos negocios. El índice avanzó 1% y volvió a superar los 37.000 puntos (cerró en 37.023,74). Los papeles de Pampa Energía (+6,2%) encabezaron los avances, seguidos por Transportadora de Gas del Sur (+5,1%) y Central Puerto (+3,7%), que completaron el podio. Durante la rueda volvió a registrarse un bajo volumen operado (apenas $487 millones), dado que prevalece, según los operadores, un mayor “wait and see” ya que la recuperación de inicio de año resultó demasiado vertiginosa.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares cerraron con mayoría de alzas. El Bonar 2024 ganó un 0,5%; el Bonar 2020, un 0,1%, al igual que el Discount bajo ley argentina. El Bonar 2037 lideró las subas, con un salto del 1,4%. A su vez, las paridades culminaron con mayoría de bajas, destacándose la merma del bono centenario (-1,1%). En ese marco, el riesgo subió 0,74% a 680 puntos básicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario