Edición Impresa

Dólar recuperó terreno ($28,21) y Merval cayó 1,5%

Las elevadas tasas en pesos no pudieron contener un repunte en la demanda de divisas, por lo que el dólar cortó una racha de tres bajas consecutivas, en las cuales cayó 2,6% (75 centavos) y rebotó 16 centavos ayer, a $28,21. El avance de la moneda, que cerró con una suba más acotada en el mercado mayorista (aumentó sólo dos centavos, a $27,29), estuvo justificado por un apetito más sostenido por parte de bancos y empresas (algunas necesitaron pagar obligaciones en el exterior), comentaron en las mesas de dinero.

A la par, los agroexportadores menguaron sus liquidaciones: de los u$s220 millones que inyectaron el martes pasaron a sólo unos u$s100 millones un día después y el BCRA volvió a realizar la subasta por u$s100 millones a un precio promedio de corte de $27,5282. El total operado retrocedió un 7% hasta los u$s 539,14 millones. El contexto global tampoco ayudó demasiado debido a que las monedas emergentes cayeron con fuerza frente al dólar, tras el dato de inflación de EE.UU. (3,4% anual, el mayor incremento en seis años y medio) que superó las expectativas e incrementó las probabilidades de que la Reserva Federal suba las tasas de interés otras dos veces este año: la lira turca se hundió 3,4%; el real brasileño, un 1,6%; el peso chileno, un 1%; y el peso mexicano, un 0,7%.

Si bien los operadores consideran que el tipo de cambio estaría en un piso, a $27,40, en estos momentos el mercado financiero manda con un menú de inversiones tanto en pesos como en dólares. "Los participantes del mercado tanto financiero como cambiario tienen en distintas monedas y a todos los plazos, desde un día hasta 18 meses tanto en pesos como en dólares, para elegir dónde invertir de acuerdo con sus estrategias", explicó Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios. Por eso, muchos operadores estuvieron atentos a la nueva colocación de Letes y Bonos en moneda dual que comenzó el martes y finalizó ayer, donde el Gobierno captó u$s2.152 millones a través de ambos títulos (ver nota aparte).

Por su parte, las tasas en pesos del mercado siguieron escalando posiciones. En el mercado de dinero entre bancos, el 'call money' llegó al 61% desde el 50% previo. En tanto, las Lebac en el mercado secundario volvieron a incrementar su rendimiento, operándose a 7 días al 63%, y a 35 días pactándose al 54,10%, a menos de una semana de la licitación mensual de julio. Por otra parte, en el mercado de futuros del Rofex se negociaron u$s400 millones. El 60% se pactó entre julio ($28,15) y agosto ($29,27%), con tasas de 50,64% y 49,12%, respectivamente. En tanto, el dólar "blue" cayó siete centavos, a $28,43, mientras que las reservas del BCRA bajaron u$s139 millones a u$s60.545 millones.

En tanto, el Merval cedió terreno, en línea con la debilidad de las plazas regionales, lideradas por Wall Street, ante los renovados temores de una guerra comercial entre EE.UU. y China. La Bolsa porteña cayó 1,5%, a 27.231,78 puntos, pese al repunte del dólar, a raíz de la debilidad de las energéticas, aunque con poco volumen dado que los operadores siguen en modo "esperar y ver" tras el último rebote. Las principales bajas fueron registradas por Transener (-4,1%), Transportadora de Gas del Norte, Tenaris y Metrogas (-3,8%) y Petrobras (-3,2%). En tanto, las alzas más importantes fueron anotadas por Transportadora de Gas del Sur (+3,6%), Banco Galicia (+1,6%) y Banco Macro (+0,4%).

El retroceso de Merval se produjo en línea con la Bolsa de Nueva York, donde las acciones cayeron tras cuatro sesiones de alzas, después de que las amenazas de Washington de imponer nuevos aranceles a productos chinos elevaron el temor a una guerra comercial, en una jornada en la que el desplome del petróleo afectó a los papeles de energía. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 0,9%, a 24.700,45 puntos.

El economista Gustavo Ber indicó que "con un viento externo de nuevo más cauteloso, incluidos los países emergentes, la recuperación ensayada por los activos locales en la semana previa (trepó un 6,2%) migró a una pausa, toda vez que los operadores prefieren consolidar los niveles alcanzados y esperar señales de progresos económicos antes de volver a apostar a una convergencia en las castigadas valuaciones". Agregó que "especial atención despertaba el resultado de la licitación de Letes y del bono dual (que se conocieron tras el cierre del mercado), en busca de señales sobre la capacidad de las autoridades de obtener financiamiento doméstico -a días además de otro 'supermartes' en las Lebac con altas tasas- a fin de recuperar la confianza inversora necesaria que permita reanudar el acceso a los mercados externos".

En el segmento de la renta fija, por su parte, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) cerraron a la baja, con un riesgo país que trepó 1,93% a 580 puntos básicos, en un contexto en el cual los operadores están atentos a la capacidad de financiamiento a nivel doméstico. En este marco, el Bonar 2024 bajó 0,3%, el Bonar 0,4% y el Discount con legislación argentina, un 0,8%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario