Economía

Dólar recuperó en un día lo que perdió en dos semanas

La Bolsa registró una fuerte caída (-3,5%) por toma de ganancias luego de los records de la semana anterior. El riesgo-país cerró en baja (771 puntos básicos). El BCRA, en tanto, convalidó otra caída en tasas de Leliq (58,833%).

Ante una escasez de oferta, el dólar rebotó fuerte y avanzó 56 centavos, a $43,41, en bancos y agencias de la city porteña. De esta manera recuperó en una sola rueda la caída acumulada de las últimas dos semanas. Se trata del alza más importante del billete verde en dos meses y medio. En el Banco Nación, en tanto, la moneda minorista se disparó 80 centavos, a $43,40 (en el canal electrónico se consiguió a $43,35). Asimismo, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa ascendió 80 centavos, a $42,40, en una rueda en la que el Banco Central convalidó una nueva baja de la tasa de política monetaria (la más baja desde el 11 de marzo).

Desde ABC Mercado de Cambios señalaron que el alza registrada en el segmento mayorista “refleja la falta de liquidez del mercado, que con solo u$s27 millones operados sobre el cierre, la divisa subió 40 centavos” ante la escasez de oferta del agro que “habrá liquidado unos u$s100 millones”. Y agregaron que el mercado no encontró vendedores de la divisa, “habiendo distintas variables que se han modificado, con el sobrante de $24.426 millones que dejó la licitación de Leliq”.

A su turno, el operador Gustavo Quintana advirtió que “si bien era esperable una corrección que en algún momento atemperara un incipiente proceso de atraso cambiario, no parece muy deseable que la actualización de los precios se realice en forma brusca, un factor que a veces genera cierta perturbación en el mercado”.

Los mínimos de la fecha se anotaron en los $41,70 con la primera operación pactada, diez centavos arriba de los valores anotados en el final previo.

La aparición de órdenes de compra destinadas a atender obligaciones con el exterior y a cubrir inversiones en moneda extranjera fueron absorbiendo con fluidez la oferta disponible, un factor que se trasladó a los precios que fueron escalando posiciones hasta el final de la jornada cuando se anotaron los máximos del día en $42,40. El volumen total operado fue de de u$s 700 millones, un 19% menos que el viernes.

Cabe recordar que en un intento por aprovechar el buen momento por el que atraviesan los activos argentinos, el Ministerio de Hacienda decidió ampliar las licitaciones de letras en el mercado local y comenzó esta semana ofreciendo u$s900 millones de Letes y $80.000 millones en Letras del Tesoro Capitalizables (Lecap).

El Banco Central convalidó ayer una baja de tasas de las Letras de Liquidez (Leliq) de 18 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 58,833% para un total adjudicado de $186.366 millones. A partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $24.416 millones.

En el segmento informal, el dólar “blue” saltó 50 centavos, a $43,75. En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó en 57,75%.

En tanto, en el Rofex se operaron u$s887 millones, un 34% menos que el día viernes pasado. Los plazos más cortos concentraron más del 50% del total operado. Asimismo, los precios finales para los meses de julio y agosto, terminaron operándose a $43,50 y $45,503; con tasas del 59,18% y 56,83%, respectivamente, destacaron desde ABC Mercado de Cambios.

Acciones

En medio del fuerte rebote del dólar, la Bolsa porteña sufrió su peor caída en 11 semanas ante la aceleración de previsibles tomas de utilidades, tras haber alcanzado la semana pasada niveles máximos históricos.

El referencial accionario S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cayó un 3,5%, a 41.256,60 unidades, luego de marcar la semana pasada un nivel máximo histórico de 43.292,62 unidades. Las caídas más pronunciadas del día las anotaron las acciones de Banco Macro (-5,2%); de Edenor (-5%); y de BYMA (-4,9%).

En las mesas de operaciones vincularon la profunda toma de beneficios con la fuerte suba del dólar, que “cambió las reglas de juego”. “Por un lado, el mercado estaba pidiendo cierta actualización de la divisa, un tanto rezagada en las últimas semanas. Por otra, la baja inducida por el Banco Central en la tasa de interés fue un factor determinante para justificar la abrupta disminución de la oferta de dólares”, explicó un analista del mercado.

Con este panorama, se aceleró la toma de ganancias en la Bolsa, y muchas acciones quedaron en “precios tentadores”, coincidieron operadores. La baja en la liquidez financiera coadyuvó a este comportamiento: el volumen operado en acciones cayó por debajo de los $1.000 millones (a $956,7 millones).

Riesgo en baja

Mientras tanto el panorama en el segmento de renta fija se movió en el carril opuesto, en medio de otra caída del riesgo-país argentino, que volvió a sus niveles mínimos desde finales de marzo. El índice medido por el banco JP Morgan cayó un 0,90%, a 771 puntos básicos, frente a los 1.014 puntos intradiarios anotados a comienzos de junio. La mejora del riesgo argentino “estuvo relacionada con las definiciones políticas de cara a las elecciones presidenciales, y datos positivos desde el frente macroeconómico”, dijo la banca de inversión Puente.

En ese marco, los bonos soberanos registraban una mejora promedio del 0,6%, encabezados por la tendencia positiva impuesta desde las emisiones dolarizadas. Lo mejor del día fue para AA25 (+2,4%) y AY24 (+2,2%), este último con buen volumen de negocios. Del tramo en pesos, apareció cierta venta, esperable luego del rally de las últimas semanas. Yendo a la plaza de Lecap, se volvió a empinar la pendiente, quedando el tramo largo rindiendo 58/59% anual, reportaron desde el Grupo SBS.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario