Edición Impresa

Dólar subió a $46,40 y el S&P Merval cayó 3,3%

El índice del JP Morgan se ubicó en 931 puntos básicos. Fue por el impacto de los conflictos globales entre EE.UU. y China. BCRA salió a intervenir con ventas en el mercado de futuros. También convalidó una nueva baja en tasa de Leliq y subastó u$s60 M.

Por el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y en línea con los mercados emergentes, el dólar se disparó ayer inicialmente, aunque la aparición del Banco Central con ventas de futuros hizo moderar el alza sobre el cierre. De esta manera, la divisa cerró con un avance de 35 centavos a $46,40. Se dio en sintonía con el mayorista, que ascendió 30 centavos a $45,10 (llegó a escalar hasta 1,8% a $45,60) en una rueda en la que el índice MSCI de monedas de mercados emergentes borró todas sus ganancias del 2019, ante una escalada de las tensiones comerciales entre Washington y Pekín que golpeó a los mercados del mundo. El volumen total operado fue de u$s 689 millones, un 32% menos que el viernes.

p3-rpais.jpg

“La primera rueda de la semana volvió a compartir un escenario internacional muy complicado y con caídas de las monedas regionales frente al dólar, que impactaron en el desarrollo de las operaciones en el mercado local”, sostuvo el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. Y destacó que “la estrategia oficial, que reiteró el mecanismo de intervención con ventas en los mercados de futuros, pudo moderar la evolución de los precios obteniendo un ajuste algo inferior que hubiera ocurrido en un contexto similar al que se daba antes de los cambios en la regulación del Central en el mercado cambiario”. Asimismo, desde ABC Mercado de Cambios señalaron que “la disparada del índice dólar comenzó temprano en Asia, siguió en Europa y se trasladó a EE.UU. modificando la cotización de todas las monedas, en especial las de países emergentes”.

Como es habitual, el Banco Central realizó dos subastas de Leliq, en las cuales convalidó la séptima baja consecutiva en la tasa promedio de referencia de la economía, que se ubicó en 71,743%. En total, el organismo adjudicó $195.711 millones. Pero la entidad que lidera Guido Sandleris también llevó a cabo por cuenta del Ministerio de Hacienda, tres subastas de venta en el día. La primera fue a media mañana por u$s30 millones. Pasado el mediodía realizó una segunda subasta por u$s27 millones, que completó con una tercera sobre el cierre por u$s3 millones. Hay que tener en cuenta que el BCRA realiza desde el 15 de abril dos subastas diarias por u$s30 millones cada una y que ésta es la primera vez desde que las implementa que se llevan a cabo en tres instancias (el monto total no se modificó).

En el mercado informal, el “blue” cerró estable a $46,20. En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 69%. En el ROFEX se operaron u$s1.097 millones, apenas u$s5 millones menos que el viernes. Los plazos más cortos concentraron poco más del 50% del total operado. Los precios finales para estos meses, mayo y junio terminaron operándose a $46,69 y $48,86 (TNA 61,28% y 59,67%). Octubre con u$s61 millones operados, finalizó a $58,40 (TNA 61,86%). En tanto, las reservas brutas del BCRA bajaron u$s 314 millones hasta los u$s67.797 millones.

Por su parte, el S&P Merval cayó 3,3% a 32.300,25 puntos, acompañando la trayectoria de sus pares externos (ver pág. 2). Se destacaron las bajas de Banco Macro (-7,4%), de Cresud (-6,8%), Cablevisión (-6,2%) y Banco Francés (-4,7%). El balance general de empresas arrojó 63 bajas, 24 alzas y nueve papeles sin cambios. El volumen negociado en acciones se ubicó en apenas $530,67 millones.

Durante la rueda los inversores esperaban con ansias la confirmación de la inclusión de la Argentina al índice de mercados emergentes del MSCI, algo que se conoció tras el cierre del mercado. MSCI informó que ocho acciones argentinas se sumaran a su índice de mercados emergentes con una ponderación sumada de un 0,26% (ver nota aparte). En medio de este complejo clima global, el riesgo país argentino trepó un 3,67% a 931 puntos básicos, mientras que los swaps de incumplimiento de crédito (CDS) de la deuda argentina a cinco años llegaron a 1.134,37 puntos. Los bonos cerraron con una baja promedio del 1,1% encabezados por las emisiones dolarizadas de mayor liquidez.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario